¿Cuáles son las cuatro leyes básicas para disfrutar de buena salud?

1.- Cuando entres en el dormitorio por la noche, duerme. Parece una evidencia, pero muchos dejan para el rato de después de meterse en la cama algunas de las actividades que forman el espacio de su realización personal, como leer, por ejemplo, que es algo muy extendido. Pues bien, no se trata de perturbar las costumbres de nadie, señores, pero a la cama se va a dormir y nuestro cerebro debe relacionarlo para mejor velocidad de desconexión y mayor calidad de las horas de sueño, verdadera base de la salud física y, sobretodo, mental. Alguien que sabía mucho del funcionamiento de nuestro cerebro me lo dejó claro hace años, así que mi primer consejo es que se lea, por ejemplo, en el sofá.

2.- Mantén la sonrisa cuasi perennemente. Si tu cara te indica que todo va bien, y la cara es nuestro gran indicador, el resto de tu cuerpo avalará su mensaje. No dejará de realizar las funciones que rige el hipotálamo si no sonríes, pues estaríamos muertos si nos fallaran, pero estarás ayudando a estimularlas y a cerrar sus procesos de forma sana. Como bien sabemos, al gran ramal nervioso que sí controlamos, pudiéramos decir, se le llama “simpático” y es el que nos prepara para la acción, y el que luego nos ayuda a relajarnos, por así decirlo también y que ya no controlamos después de ella, es el “para-simpático”, y por algo será que esos sean sus nombres, digo yo, ¿no?, ja, ja, …

3.- Bebe vasos medio llenos: alimentan más. Es cierto que en todo en la vida hay dos opciones siempre presentes para analizar los hechos sucedidos, pero te aconsejo profundamente que escojas la de creer que todo sucede para bien, por muy inexplicables que parezcan dichos hechos en una primera mirada. Si así enfocas, de cada instante se creará una oportunidad para aprovechar el viento a favor y tu salud resplandecerá, porque es muy dura una vida de constante esfuerzo contra todo y esa sensación de cansancio constante que regala la otra vía mermará tus facultades y tu condición.

4.- No seas un esclavo de tu físico, pues no es saludable. La obsesión por mantener un cuerpo diez resulta muy exigente cuando luchas contra el deterioro que la oxidación produce en tus células inexorablemente, pues la edad no perdona y no aceptar esa máxima es contraproducente. No estoy ni siquiera insinuando que no hagas deporte o no cuides la calidad de tu alimentación, por supuesto y faltaría más, ya que para desarrollar tu máximo potencial necesitas que tu cuerpo esté con energía y vigor, pero estas fuerzas las requieres para las cosas importantes que debes acometer, y encuentro mucha gente últimamente que convierte el proceso en un fin en sí mismo y me da pena que tanta fuerza se concentre en forzar los límites y esto, a su vez, en una excusa de “modus vivendi” sin más trascendencia que el bajar un crono.

Bueno, esas son las recetas que os propongo para alcanzar una salud fuera de serie desde el buen humor, como siempre. Ya me diréis.

Un comentario de “Cuatro reglas básicas para disfrutar de buena salud

  1. Josep Sanvisens dice:

    Leer en la cama lo hago con frecuéncia. Estoy de acuerdo en que conviene dejar este hàbito. Además tengo la experiència de que gran parte de lo leido en la cama antes de dormirse, no se asimila ni se recuerda al dia siguiente.
    GRACIAS POR ESCRIBIR.

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.