Al margen de los beneficios para la salud, el deporte puede ser una buena metáfora de la vida. Pero si además, se trata de un deporte individual y que requiere tanta técnica como el tenis, se convierte en un magnífico banco de pruebas de nuestro propio potencial, una excelente fuente de la que extraer lecciones que luego nos servirán para asumir retos, por ejemplo, de tipo empresarial.

Éstas son las cinco lecciones para emprendedores que enseña el tenis:

1) Empezar depende de una simple decisión.

Hoy, ya, ahora es el momento de tomar la decisión de empezar a jugar a tenis. Tan solo depende de ti. No vale como excusa la falta de tiempo, ni de lugar ideal para jugar, ni la falta de compañero. Si de verdad se quiere empezar, la mente encuentra la manera de superar estas circunstancias.

Lo mismo sucede en el mundo empresarial: montar tu propia empresa depende de una decisión exclusivamente. No es cierto que dependa de que exista un momento ideal, ni de la financiación externa. Si la idea de negocio es buena, todos los momentos son buenos y la financiación aparece; y si no aparece, seguro que el emprendedor reenfoca su negocio para que pueda prescindir de esa financiación externa.

2) Disecciona tu objetivo en pequeños retos y ponle fecha

De inicio no te puedes plantear llegar a jugar como Rafa Nadal. Pero sí puedes tener en mente adquirir un determinado nivel que te permita jugar con determinados jugadores de tu entorno, amigos, etc. Para llegar ahí, lo mejor es establecerse retos por fases: “De aquí a tres meses debo aprender a sacar y a darle de derecha, en seis meses el revés…” Focalizarte en un objetivo pequeño ayuda a lograrlo; y alcanzar cada objetivo es una satisfacción que motiva a conseguir el siguiente hito.

Tu nueva empresa no cotizará en bolsa a los seis meses de nacer. Es mejor que te establezcas nítidamente tu objetivo final y lo vayas diseccionando en pequeños objetivos, con fechas aproximadas en la que los quieres conseguir. Y si, por ejemplo, tu objetivo es cotizar en bolsa, lo mejor es que empieces por conseguir recuperar la inversión inicial, después la estabilidad financiera, luego atraer inversión, etc.

3) Aprende constantemente

El aprendizaje del tenis es infinito, siempre hay algo que mejorar. Incluso los tenistas profesionales buscan mejorar cada temporada. Tener esta idea clara implica adoptar una actitud humilde y proactiva, predispuesta a la mejora continua.

En el mundo de la empresa sucede igual. Nunca se sabe todo sobre un negocio, nunca se es un empresario perfecto. Ser humilde en los negocios significa ser consciente de que siempre se puede aprender algo que resulte útil a la empresa o al propio emprendedor.

4) Juega con los mejores

Si lo quieres es simplemente ganar en tenis, juega con gente peor que tú. Te sentirás cómodo en esa zona de confort. Ahora bien, si quieres avanzar en tu nivel, exígete más a ti mismo. Y para ello, la mejor fórmula es jugar con gente mejor que tú. Perderás más partidos, pero darás mucho más de ti y acabarás notándolo en tu juego.

Si en el mundo de los negocios trabajas con los mejores proveedores y clientes del mercado, tú mismo te convertirás en uno de ellos. Una persona es la media de las cinco personas con las que más se relaciona al cabo del día; y lo mismo sucede con la empresa. Trabajar con y para los mejores exige ser el mejor.

5) No hay resultados sin trabajo

Jugar bien al tenis requiere sacrificios. Puede que no te guste salir a correr para ganar fondo físico, que te resulte difícil mantener una dieta equilibrada o que haya días en los que no te apetezca entrenar porque el tiempo no acompañe. Sin embargo, si tienes claro que tu objetivo es aprender a jugar y llegar a un determinado nivel, asumes esos aspectos menos placenteros como parte del aprendizaje. La constancia es el mejor amigo del deportista. También del emprendedor.

El esfuerzo y la dedicación es el único secreto en la empresa. En contra de lo que ha podido parecer en algún tiempo reciente de “dinero fácil”, trabajar mucho y en la dirección correcta es la clave de todo negocio. De hecho, el diccionario es el único sitio donde el éxito aparece antes que el trabajo.

0 comentarios de “Las cinco lecciones empresariales que enseña el tenis

  1. Josep Sanvisens dice:

    Totalmente de acuerdo Orfeo, el deporte y la empresa tienen mucho en común. En el caso del tenis has hecho una analogia perfecta. Si me lo permites todavia añadiria un sexto punto, cuando el partido es de dobles, el entendimiento entre jugadores es tan bàsico e importante, como las buenas relaciones humanas lo son en la dirección de una empresa.
    GRACIAS ORFEO

    • Orfeo dice:

      Efectivamente, Josep. El tenis es tan grande que también tiene su versión de juego en equipo, como es el dobles. Pocos deportes requieren tanta compenetración con un compañero. En el sentido que apuntas se puede establecer una metáfora con la empresa que es llevada a cabo con un socio o con un matrimonio.

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.