productividad personal

Los principales errores a la hora de establecer objetivos y cómo solucionarlos

Si hay algo en lo que coinciden todos los grandes realizadores es en el enorme poder que tiene el establecimiento de objetivos. El proceso de diseñar una buena colección de objetivos, bien formulados, está en la base de todo logro importante. Pero curiosamente, muchas personas cometen algunos errores que hacen que sus objetivos carezcan de la fuerza y la definición necesaria para impulsarlos hacia el éxito.

Descubre a continuación 7 errores típicos que muchas personas cometen a la hora de establecer objetivos y una manera sencilla de solucionarlos:

1.-Establecer objetivos imprecisos.
Para que un objetivo tenga la capacidad de poner a tu mente a funcionar a pleno rendimiento ha de ser lo más preciso posible. Es muy diferente decir “quiero ir a Madrid” a “quiero ir hacia allá”. En el primer caso, existe una definición absolutamente clara de lo que tendrá que suceder para lograr tu objetivo y un punto de destino. Partiendo de esa claridad del objetivo es sencillo y factible ir desmenuzando el objetivo en las etapas necesarias para alcanzarlo, y además e fácilmente verificable si avanzamos en la dirección correcta y el grado de ese avance.
Son innumerables las personas que cometen este error a la hora de establecer sus objetivos. Se fijan como objetivo “ganar más dinero”, “esa mejor físicamente”, “mejorar sus relaciones”… Pero estos objetivos carecen de poder, son altamente imprecisos. Si quieres ser efectivo has de determinar cuanto quieres ganar, cual quieres que sea tu peso en una fecha determinada, o el tiempo que vas a dedicar diariamente a compartir momentos de calidad con tu familia. Esos objetivos definidos si que tienen poder. Son claros y medibles. Y además al ser tan concretos es bien sencillo trazar un plan de acción que te lleve hasta ellos.

2.-No establecerlos por escrito.
Una gran mayoría de personas se conforma con tener sus objetivos “en su cabeza”. Y esto es un gran error. Permíteme explicarte por qué. Cuando comenzamos a perseguir un objetivo de cierta importancia te garantizo que hay algo que siempre sucede; vas a tener que superar un buen número de obstáculos a lo largo del camino. Y cuando esos obstáculos llegan, si nuestros objetivos no están claramente fijados por escrito es bien fácil comenzar a ir bajando el nivel de nuestros objetivos. Así es común que una persona que tiene como objetivo por ejemplo comprar una casa de seis habitaciones, termine bajando la magnitud de su objetivo conforme vayan apareciendo los obstáculos. Sin embargo, si el objetivo está fijado por escrito no podrás autoengañarte. Allí estará claramente establecido el objetivo que te fijaste, y tu mente no tendrá excusa posible para ir rebajando el tamaño de los objetivos cuando el camino se ponga difícil.

3.-No asignarles una fecha concreta de realización.
Un día de estos no es ninguno de estos días. No existe en el calendario y por tanto, nunca llegará. Si eres de los que no asignan fechas a los objetivos te habrás dado cuenta de que tiendes a no comenzar nunca el avance. los seres humanos necesitamos un plazo de tiempo combo límite que nos mueva a la acción. Es como el estudiante que sabe que tiene que preparar la lección porque el examen tiene una fecha fijada, y para ese día ha de estar preparado. Con los objetivos sucede lo mismo. Cuando existe un plazo perfectamente definido, nos ponemos en acción y hacemos lo necesario para rematar las tareas necesaria dentro de ese plazo. Las fechas concretas mueven a la acción, y un objetivo sin una fecha asignada no es un objetivo. Puede ser una intención, un propósito, un deseo,… pero no un objetivo. Los objetivos se fijan para alcanzarlos, y eso solo sucederá cuando definas con claridad en que momento quieres que esté convertido en realidad.

4.-Establecer objetivos en solo algunas áreas.
Otro error común en muchas personas es establecer solo objetivos en un área de su vida descuidando el resto. Así es común ver como muchas personas fijan por ejemplo objetivos para mejorar su estado físico, pero descuidan establecer objetivos de carácter profesional, personal o de contribución. Cuando esto sucede así, es fácil caer en desequilibrios importantes que terminan conduciendo a la frustración. Por ello, un buen plan de objetivos ha de buscar que al menos exista un objetivo claro para cada una de las áreas importantes de nuestra vida. De ese modo empezaremos a experimentar una sensación de plenitud que potenciará nuestro desempeño en cada una de las diferentes facetas de nuestra vida.

5.-Establecer demasiados objetivos.
Los seres humanos tendemos a pecar de un cierto exceso de “optimismo” cuando nos ponemos a establecer objetivos. Sobre el papel, pensamos que seremos capaces de conseguir un gran montón de objetivos simultáneamente. Pero generalmente, cuando se trata de objetivos importantes, esto no sucede así. Por tanto es importante que seamos selectivos a la hora de marcar que objetivos queremos alcanzar en cada una de las áreas de nuestra vida. Es fantástico que tengamos muchos objetivos que nos gustaría alcanzar, pero es tremendamente importante que seamos capaces de ordenar esos objetivos en base a un orden de prioridad. Y una vez establecido ese orden de prioridad, atacar únicamente una cantidad de objetivos que seamos capaces de manejar con eficacia. Hacerlo de otro modo es una camino directo hacia la frustración y el desastre. Pero siguiendo ese orden de prioridad, te sorprenderá la cantidad de objetivos que finalmente podrás lograr, ya que en cada momento serás capaz de vocalizar toda tu energía y capacidad de acción en aquellos objetivos más importantes para ti.

6.-No tenerlos presentes todo el tiempo.
Muchas personas toman el tiempo para establecer sus objetivos, y a continuación los dejan guardados olvidándose de ellos. Para que un objetivo sea realmente poderoso y te mueva a la acción ha de estar presente de manera permanente en tu vida. Es importante que cada día tomes unos instantes para leer y visualizar cada uno de los objetivos que estés persiguiendo. Tener presente en todo momento tus objetivos genera una profunda motivación que te mantendrá en acción. Y además, generará algo mucho más importante, pondrá en marcha el llamado “sistema reticular activador” de tu cerebro, que no es más que la forma que tiene tu cerebro de detectar cualquier tipo de información importante que tenga relación con ese objetivo que estás persiguiendo. De ese modo tu mente estará alerta a cualquier señal a la que debas prestar atención para generar avance hacia tus objetivos. Nuestro cerebro necesita claridad de enfoque para moverse en la dirección adecuada, y eso solo lo lograrás teniendo en todo momento presentes tus objetivos.

7.-No apoyarlos en un plan de acción.
Y por último llegamos al elemento crítico de la acción. Por mucho que establezcas objetivos y sueñes con alcanzarlos, nada va a suceder hasta que esos objetivos sean respaldados por un buen plan de acción. La acción y solo la acción es lo que termina generando resultados. Punto. no hay atajos en el camino hacia el éxito. Grandes objetivos requieren grandes planes de acción y tomar acción masiva. Por tanto, es importante que una vez establecidos cada uno de tus objetivos tomes el tiempo para diseñar un plan de acción detallado de las etapas y los pasos que tendrás que dar hasta alcanzar tu objetivo.

Detecta si te está afectando alguno de estos errores y cambia lo necesario. Establecer efectivamente objetivos es una de las grandes claves de todo logro y éxito. Ponte en marcha y avanza con decisión hacia el logro de tus mayores objetivos.

0 comentarios de “Los principales errores a la hora de establecer objetivos y cómo solucionarlos

  1. Josep Sanvisens dice:

    Ésta es la otra cara de la moneda del artículo anterior. Nos mostraste como establecer metas y conseguirlas, ahora nos adviertes de posibles errores. Hoy podemos detectar en que nos estamos perjudicando y como corregirlo. Dos artículos que son oro puro, útiles a todas las personas a partir de que tengan al menos un mínimo interés en su crecimiento personal.
    GRACIAS JOSE Ma. UN ABRAZO

    • jmvicedo dice:

      Efectivamente, Josep. Este artículo lo plantee como un complemente al artículo anterior para que sirviera como una especie de chequeo una vez que hemos formulado nuestros objetivos. La lista que aparece en este artículo recoge toda una serie de errores que suelen cometerse de manera habitual al establecer objetivos. Y ser consciente de ellos ayuda sin duda a conseguir que nuestros objetivos sean realmente efectivos y alcanzables.
      ¡Mucha gracias por el comentario y un abrazo!

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.