Una gran clave para ser feliz: Ten muchas formas de “ganar” cada día

Una gran mayoría de personas suele basar su felicidad y realización sobre la base de conseguir o no conseguir su mayor objetivo profesional durante ese día. De ese modo, si consiguen cerrar esa venta importante, o presentar con éxito su proyecto, o conseguir un nuevo cliente, se sienten bien. Pero si no lo logran, terminan sintiéndose miserables o fracasados. Caer en esa dinámica es algo peligroso, ya que en la mayoría de los casos, en todos esos objetivos hay innumerables factores que no dependen de ti, y por tanto escapan de tu control.
Una buena estrategia alternativa a esta que puede maximizar tus opciones de terminar cada uno de tus días con una sensación de realización y felicidad es la siguiente: trata de que en cada uno de tus días existan muchas formas de “ganar”.
Permíteme que te explique de manera sencilla esta poderosa idea…

Si cada día, te planteas una serie de objetivos variados que dependan única y exclusivamente de ti, vas a tener una buena serie de oportunidades de sentirte fenomenal conforme los vayas consiguiendo. Por ejemplo, imagina que uno de tus principales objetivos es conseguir una gran forma física, y para ello te propones dar un paseo enérgico durante 30 minutos cada mañana. Se trata de un objetivo ligado a uno de tus mayores deseos y además tiene la característica de que su realización depende única y exclusivamente de ti. Si eres consecuente con tu resolución y lo realizas, va a ser inevitable que te sientas fenomenal. Has logrado algo que está en sintonía con uno de tus principales anhelos; conseguir una gran forma física.
Otro ejemplo podría ser fijarte el reto de levantarte 30 minutos antes cada día para dedicar ese espacio de tiempo a a leer o escribir. Es otro de esos objetivos que depende única y exclusivamente de ti. Y su logro, si está en sintonía con tus verdaderos anhelos, te aportará una gran dosis de felicidad y realización.
Un tercer ejemplo podría ser fijarte el objetivo de agradecer con una nota de agradecimiento o unas frases de aprecio un buen servicio recibido. Es algo sencillo, pero si lo haces con frecuencia, te separará de la mayoría que nunca está dispuesta a tomar unos instantes para agradecer a los demás por su buen hacer.
Y podríamos continuar con una lista innumerable de ejemplos, que repartidos a lo largo del día, te permitirán sintonizar con tus más preciados anhelos, a la vez que te permitirán rematar tus días con múltiples victorias.

Prueba esta sencilla estrategia, y te darás cuenta de que es un camino directo hacia la felicidad y la realización.

Deja un comentario