Son innumerables las personas que se lanzan a la realización de un proyecto sin ni siquiera dedicar unos simples instantes a realizar una mínima reflexión al efecto. Si lo hicieran, en muchas ocasiones ese ejercicio les evitaría un buen número de sinsabores que pueden aparecer posteriormente a lo largo del camino.

Existen cuatro preguntas que pueden ayudarte a clarificar de una manera tremenda si debes o no debes atacar un determinado proyecto. Es una batería de preguntas que te garantiza clarificar muy bien las ideas antes de comenzar a poner esfuerzo en ese empeño. Estas son esas cuatro preguntas:

 1.-¿Es factible poniendo todo mi potencial en juego?
Todo proyecto importante sin ninguna duda supondrá un reto. Pero existe una gran diferencia entre algo que vemos como un reto, difícil pero alcanzable, y algo que juzgamos absolutamente imposible. En el primer caso, esa dificultad es un incentivo para dar lo mejor de nosotros mismos y lograrlo. En el segundo caso, verlo como imposible, es un elemento seguro para terminar saliendo derrotados ya desde el punto de partida.
Es importante que puedas dar una respuesta afirmativa a esta pregunta antes de comenzar. Tienes que ver el proyecto como factible si pones todo tu potencial en juego.

2.-¿Soy capaz de llevarlo a cabo?
En esta segunda pregunta entra en juego la medición objetiva de nuestras fuerzas y capacidades. El proyecto no solo has de verlo como posible, sino que has de verlo como posible realizado por ti. En muchas ocasiones son cosas que no coinciden. Podemos pensar que un proyecto es realizable, pero si lo analizamos con suficiente sinceridad podemos darnos cuenta de que necesitaremos algunas habilidades o aptitudes de las que nosotros carecemos. Es importante detectarlo, para poder establecer si seremos capaces de  orquestar todos los recursos necesarios para lograrlo.

 3.-¿Vale la pena hacerlo?
Esta tercera pregunta nos sitúa de lleno en el plano emocional. Todo proyecto que nos planteemos realizar, lleva asociado un precio en tiempo y esfuerzo que tendremos que pagar. Y en este punto has de valorar si el proyecto merece la pena porque de hecho lo que estás haciendo es cambiar un pedacito de tu vida por el. Cuando esto se ha sopesado de partida, y la respuesta es afirmativa, es mucho más sencillo pulverizar cualquier clase de excusa que vaya apareciendo en el camino. Sabrás que ese proyecto está alineado con tus valores y prioridades, y por tanto actuaras con la confianza plena en que cada onza de esfuerzo que pongas merecerá absolutamente la pena.

 4.-¿Quiero hacerlo?
Y por último llegamos a la pregunta clave que conduce a una verdadera decisión con compromiso. Si finalmente la respuesta a esta pregunta es afirmativa, ya estás preparado para afrontar ese proyecto con las máximas garantías de éxito. Tu respuesta afirmativa a esta pregunta te sitúa ya irremediablemente en el terreno de la acción que es donde las cosas comienzan a suceder.

Como ves, es un ejercicio sencillo de reflexión, pero que hecho con sinceridad te ahorrará innumerables dolores de cabeza. Un simple momento de reflexión  respondiendo estas cuatro preguntas clarificará  enormemente tus decisiones.

3 comentarios de “Las cuatro preguntas que debes realizarte antes de comenzar cualquier proyecto

  1. Domènec Mogas Umbert dice:

    Domènec M.U.: Por supuesto que las cuatro preguntas son imprescindibles, pero en mi opinión hay otras observaciones que hay que tener presentes y algunas de ellas son:
    Conocer en profundidad el mercado donde vas a emprender
    Tener experiencia, acumulada con los años, en lo que vas a emprender
    Existe en el mercado la necesidad de consumo de lo que quieres lograr, (estudio de mercado)
    Has estudiado costes y competitividad del mercado
    Realmente el sector necesita tu emprendimiento o solo te hace ilusión para demostrarte a ti mismo tu valía.
    Vas a ser innovador, o uno mas en el mercado que puede y quiere introducir mejoras en un sector determinado.
    Tienes capital suficiente, o necesitaras un socio capitalista, entendido, o no, en la materia, para tu puesta en marcha,
    En mi opinión hay un largo etc, pero la ilusión ante un reto, o un proyecto, es imprescindible y muy gratificante emocionalmente.
    Enhorabuena por vuestra ilusión en ayudar a los demás
    Domènec M.U.

  2. HANSI ALONSO dice:

    Muy buenas preguntas para la reflexión. Hay ocasiones en que aun que no se cuente con un determinado atributo para cumplir una meta, se pueden identificar los pasos para adquirirlo, y actuar en concordancia con eso para iniciar. Podría hablarse de metas bien definidas por etapas, e ir una por una de forma realista pero con plazos definidos.

  3. Josep Sanvisens dice:

    Plantearse estas cuatro preguntas y responderlas para uno mismo, con valentia y con sinceridad es como hacer buenos cimientos para construir un edificio, de ellos puede depender que se culmine la obra o se derrumbe antes de terminarla. Me parecen cuatro reglas de oro, que merecen que se les dedique toda la atención.
    GRACIAS JOSÉ Ma. UN ABRAZO

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.