Fracaso vs éxito. ¿De qué depende el fracaso? ¿Qué efecto tiene el miedo al fracaso? ¿De qué depende el éxito?

Carlos trabaja en una empresa de construcción. En los últimos meses están experimentando dificultades económicas derivadas de la situación de este sector, lo que le ha llevado a estar permanentemente preocupado por la situación existente en la empresa.

Pensar en el posible cierre, en la situación precaria que podría experimentar a nivel personal,… le generaba tal incertidumbre que ciertamente se encontraba incapaz de poder abordar la situación para tratar de conseguir alguna solución.

Tras días y días de preocupación, observó que con su actitud acababa teniendo dos problemas. Uno, el de su empresa. El segundo, que con su estado de ánimo no tenía ganas ni fuerzas para llevar a cabo ninguna acción que mejorase el problema. Su enfoque generaba un estado de ánimo muy precario que le impedía desarrollar una acción acorde a la magnitud de su situación, y ante una acción débil, los resultados no podían ser satisfactorios.

Decidió comentar la situación con su amigo José, a quien explicó todo lo que ocurría, y los pensamientos que tenía.

José, con buen criterio le dijo que no podría encontrar soluciones mientras se estuviese enfocando en el problema. Con su actitud, era más parte del problema que de la solución, con lo que le sugirió cambiar su actitud y empezar a enfocar en posibles salidas y soluciones. Entre los dos desarrollaron una batería de preguntas que tratasen de aportar luz y acción positiva.

¿Qué podría hacer para tratar de ayudar a la empresa a salir de esa situación?
¿Qué clientes podrían aprobar algún proyecto que permitiese facturar una cantidad X, suficiente como para atender las necesidades inmediatas de la empresa en el corto plazo?
¿Qué activos podrían materializar para generar la liquidez necesaria?
¿Qué fuentes de financiación podrían conseguir?

Así, se formuló estas y otras muchas preguntas, todas ellas con el denominador común del enfoque hacia la búsqueda de soluciones.

Tras el ejercicio de reflexión, la luz empezó a aparecer en su camino. Se dio cuenta que por primera vez en mucho tiempo estaba pensando en soluciones y no en el miedo al fracaso, como había estado ocurriendo hasta ese momento.

Descubrió que ante preguntas potentes surgían respuestas y soluciones potentes, y finalmente obtuvo 2-3 conclusiones cuya puesta en práctica supuso la minimización de todo aquello que le preocupaba. Un simple cambio en el pensamiento y en el enfoque resultó determinante para pasar del problema a la solución.

El caso de Carlos tiene como moraleja que la principal causa del fracaso es el propio miedo al fracaso. Del mismo modo, la principal causa del éxito es la certeza y creencia de que podemos alcanzar nuestro éxito.

Ante cualquier circunstancia o dificultad, es elección exclusivamente tuya tratar de resolverlo de un modo u otro. Caminos hay dos. Resultados hay muchos, y son sustancialmente distintos en función del camino que elijas.

5 comentarios de “La principal causa del fracaso es el miedo al fracaso

  1. Carla dice:

    Hola Miguel Ángel,

    Muchísimas gracias por tu contestación ,me ha encantado el análisis que haces

    Respecto a las preguntas que me planteas

    1) Efectivamente en multitud de ocasiones he estado preocupada por cosas que nunca llegaron a ocurrir
    Es inevitable , cuando te das cuenta que has estado horas, días, pensado en esas cosas con miedo, y lo ves todo en perspectiva , analizas la situación y no era para tanto
    Pero de todas esas situación también vas aprendiendo

    2) No recuerdo ahora mismo Algo que haya dejado de hacer por miedo, por otros motivos , sin duda!
    Pero como te decía en mi respuesta anterior, el miedo es como un motor que a mí me empuja
    Dices que. No debe alimentarse, claro que no, pero a lo mejor no se reduce y aún así actúas!

    Ignorar el miedo no funciona, eso es evidente

    Lo que me refiero, es que si tú tienes pasión en conseguir tu sueño, en conseguir lo que de verdad te has propuesto, pese al miedo, vas a ir a por ello
    Vamos, que con pasión, ilusion, coraje
    Vas a luchar
    Pero crees que el miedo desaparece? Yo creo que está latente , solo que si consigues que no te paralice y lo usas como trampolín , Vas a hacer que tu sueño se cumpla , y es entonces cuando te liberas de ese miedo!

    Imagino que esto también es algo personal, cada uno lo usara a su manera
    Hay mucha gente que lo usa de excusa para no actuar, otros a los que nos sirve de empuje y otros cuya misión será reducirlo hasta poder así seguir adelante

    Leí en algún sitio una frase que me encanto

    » El único miedo que debes tener es miedo al propio miedo»

    3)Y sobre lo que apuntas de la amistad
    «Siempre que sea verdadera y leal…»

    Es que si no lo es, es amistad? ?

    Sobre este tema se podría hablar muchísimo
    Lo haremos cuando publiquéis algún artículo sobre ello en concreto

    Y con esto me despido

    Muchas gracias otra vez

    Un saludo

    Carla

  2. Carla dice:

    Hola Miguel Ángel,

    Me ha gustado muchísimo tu artículo, enhorabuena!
    Pero con tu permiso , voy a reflexionar sobre algo que nada más leerlo ha venido a mi mente

    1) efectivamente si Carlos no se enfoca a sí mismo, no tiene claro lo que quiere conseguir, y se centra solamente en lo negativo y en el problema, haga lo que haga, no conseguirá buenos resultados
    Por tanto, el enfoque es primordial como siempre decís vosotros en vuestros distintos artículos

    2) el título del artículo
    La principal causa del fracaso es el miedo al fracaso

    Pero y si ese miedo lo toma como motivación? Y si es la energía que le da impulso ??

    Quien. No tiene miedo hoy en día? En nuestro día a día todos tenemos miedos, en lo personal y en el ámbito profesional,
    pero creo que la clave está en la manera de afrontar ese miedo , que ese miedo te paralice o bien que tengas el coraje suficiente para luchar con pasión por lo que quieres conseguir , sea lo que sea, pese a ese miedo!

    Quien se paraliza nunca llegara a buen puerto, quien luche pese a los miedos, es porque tiene motivación suficiente para vencer esos miedos y llegar a meta.

    3) en tu ejemplo , he de aplaudir la actitud de José ! Excelente amigo , lo apoya y lo ilumina
    Es que no hay nada mejor en este mundo que un buen amigo, que no nos juzgue, que no critique, simplemente que nos inspire !

    Esperando impaciente vuestro próximo artículo

    Saludos,

    Carla

    • Miguel Angel Guillo dice:

      Hola Carla,

      Muchas gracias por tu comentario que sin duda enriquece el análisis de estas cuestión. Carlos sí estaba muy enfocado, pero lamentablemente estaba enfocado en lo negativo, y difícilmente se puede desarrollar una acción potente que genere importantes resultados cuando es el miedo el que la gobierna. El miedo es paralizante, y cuando es él el que dirige la acción, los resultados no pueden ser positivos.

      El miedo es algo gratuito. Cada uno tiene todo el que quiere. Como mecanismo de defensa es algo que puede resultar positivo. El miedo es lo que nos hace estar alerta ante cualquier peligro o circunstancia adversa que podamos encontrar. Ahora bien, cuando ese miedo se desarrolla más allá de eso y acaba generando parálisis en nuestra acción se convierte en algo muy negativo.

      Vivimos en un entorno en el que vender miedo es muy efectivo. Lo encontramos en nuestros gobernantes, lo encontramos en los anunciantes de alarmas, de seguros,… Hay una grandísima industria que obtiene importantes beneficios gracias al miedo. Ahora bien, si nos preguntásemos constantemente, ¿qué haría si no tuviese miedo? Si esto no pudiese fallar y no tuviese miedo, ¿qué haría? ¿Qué sería capaz de hacer? Seguro que la respuesta es muy positiva, y ahí vemos las consecuencias adversas del miedo. Lo podríamos considerar como el factor con el mayor coste de oportunidad. No es tanto lo que acabamos haciendo por su influencia, sino lo que podríamos llegar a desarrollar y a alcanzar si aprendiésemos a desprendernos de él.

      Carla, permíteme que te pregunte : ¿Cuántas veces has estado preocupada por algo que efectivamente nunca ha sucedido? ¿Cuántas cosas has dejado de hacer en tu vida precisamente por miedo? ¿Ha acabado ocurriendo aquello que tratabas de anticipar y evitar? Estoy convencido que en multitud de ocasiones nunca han llegado a suceder muchas de las cosas que tratabas de anticipar. De este análisis podrás ver que efectivamente ha supuesto un lastre en tu acción, y que «gracias» a él, tus resultados no han avanzado todo lo que deberían teniendo en cuenta tu potencial.

      Contra el miedo, tú lo dices muy bien : «coraje suficiente para luchar con pasión por lo que quieres conseguir». Ahí, en tus sueños encontrarás tu gasolina para vencer muchas de esas adversidades que, como hemos comentado, en la mayoría de las ocasiones son infundadas, y carecen de sentido.

      Seguro que te ha ocurrido que mientras duermes, pasan por tu cabeza determinados «problemas» que te parecen enormes. Cuando te despiertas y analizas conscientemente lo que estabas padeciendo, tú misma te sorprendes cómo esa tontería te había podido tener tan entretenida durante toda la noche. Pues con todo esto pasa algo similar. Cuando José ve desde el exterior el problema, y trata de abordarlo de forma fría y sin dejarse influenciar por el miedo de quien lo sufre en primera persona, es capaz de encontrar soluciones. Precisamente en el enfoque en las posibles soluciones está la salida a esta cuestión. No es cuestión de alimentar al «miedo» (monstruo) sino al contrario. Tratar de reducirlo al máximo para que nuestra toma de decisiones sea lo más racional y libre posible.

      Pues bien, cuando nos encontremos en una situación adversa como se encontraba Carlos, quizá la solución pueda pasar por contarla a alguien que lo viva desde el exterior, y que pueda ayudarnos a enfocar en esa solución que quizá sabemos, pero que no somos capaces de poner en práctica.

      Coincido plenamente contigo que en la amistad podemos encontrar soluciones y ayuda a muchas de nuestras inquietudes. Eso sí, siempre que se trate de una verdadera y leal amistad como tú muy bien apuntas.

      Te agradezco enormemente que hayas dedicado tu tiempo para hacernos partícipes de tu extraordinaria visión, y te animamos a seguir comentando otros artículos que diariamente publicamos en este blog.

      Gracias!

      Miguel Ángel Guilló

  3. Josep Sanvisens dice:

    Ante preguntas potentes surgen respuestas que son posibles soluciones potentes. Caminos hay dos. Resultados hay muchos, y son sustancialmente distintos en función del camino elegido.

    Me anoto estas frases para no olvidarlas jamás. Es un regalo que vale oro puro.
    ¡GRACIAS MIGUEL ANGEL!

    • Miguel Angel dice:

      Hola Josep,

      Gracias por tus comentarios. Celebro que te haya gustado este artículo, y espero que te sea de utilidad.

      Reflexionar sobre el concepto encapsulado en el título del artículo «la principal causa del fracaso es el miedo al fracaso» es algo que nos puede llevar a conclusiones muy enriquecedoras.

      Saludos,

      Miguel Ángel Guilló

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.