¿Qué es la felicidad? ¿Cómo ser feliz? Alcanzar la felicidad y ser feliz es bastante más sencillo y económico de lo que imaginamos. No depende de dinero ni de cuestiones inaccesibles. Depende de ti, de tus vivencias y del interés que tengas por desarrollar tu felicidad.

Hace unos días, un amigo que trabaja como profesor en la Universidad me comentaba que en una de sus clases, había realizado la pregunta «qué necesitaríais para ser felices».  Algunos de sus alumnos respondían «tener un mejor coche»,  «vivir en una casa espectacular», «ser multimillonario»,…

Hoy, contar con una televisión en color, un coche, o un smartphone parece algo cotidiano. Parece que la vida en color a través de la televisión, las comunicaciones móviles,… han existido desde siempre, y evidentemente no es así. Si analizamos las vidas de nuestros abuelos, bisabuelos, y en general de cualquier antepasado, observaremos que ellos realizaron su día a día sin nada de todo esto, y a pesar de ello pudieron ser felices. No necesitaban cambiar el coche para ser felices porque en su época no existían. No necesitaban contar con el último modelo de Iphone para ser felices. No necesitaban tener una televisión de plasma de 60 pulgadas porque simplemente no existía. Y a pesar de todo ello, por difícil que nos pueda parecer, la felicidad también existía en aquél entonces.

Cuando hoy pensamos que necesitamos cambiar el coche, el teléfono, la televisión,… y asociamos nuestra felicidad a cualquiera de estos objetos, estamos vinculando nuestra felicidad a cuestiones materiales, que si las tenemos, nos darán un placer momentáneo, y que si no las tenemos, podrían ser fuente de frustración e insatisfacción. Así, la felicidad ligada al tener no es felicidad.

Seguro que en tu mente cuentas con imágenes de paisajes que te impactaron. Seguro que cuentas con recuerdos de momentos importantes en tu vida (el nacimiento de tu hijo,…). Seguro que si te sientas en tu sofá y escuchas la música que más te gusta, o compartes algo con las personas que quieres, acabarás encontrando y desarrollando la felicidad. Eso sí es felicidad. Cualquiera de estas cosas, vivencias, emociones,… alimentarán tu felicidad.

Ahora, párate por un momento, y piensa en el coste de cada una de estas cosas. Piensa también en la accesibilidad de todo ello. Te sorprenderá ver que no cuesta dinero, y que es totalmente accesible. La felicidad está más cerca de lo que imaginas. Tan sólo necesitas concentrarte en lo que te hace feliz (recordar  algo  que  impactó en tu vida, escuchar una música que te apasiona, ver unas fotos,…). No has necesitado contar con nada ni con nadie, ni invertir o gastar dinero para ser feliz. Todo, absolutamente todo lo has podido realizar sólo con tu propósito de ser feliz.

Alimentar la felicidad contemplando nuevos paisajes, música, experiencias vitales,… es lo que acabará contando en nuestra vida. Nada de lo que podamos comprar podremos disfrutarlo para siempre. En cambio, hay experiencias y vivencias que contarán eternamente.

6 comentarios de “Ser feliz es más sencillo de lo que imaginas

  1. Eduardo cortes dice:

    Buen dia ,

    Excelentes comentarios , pero mi pregunta seria . Alegria y Felicidad, hay diferencia ?

  2. Manolo dice:

    Buenos días ,

    Enhorabuena por el blog y por este artículo, el cual me ha hecho pensar!

    Soy Manolo, de Sevilla, y mi opinión al respecto es que la felicidad es un sentimiento al que todos queremos llegar, pero es algo tan subjetivo, que lo que para unos implica ser feliz, para otros muchos no
    Pero todos tenemos un denominador común, si en ese camino en busca de la felicidad, disfrutamos y nos cogemos de la mano de gente que nos hace ya de por sí felices, ese final…la felicidad…se alcanzará con seguridad

    A mí no hay nada que me haga más feliz que contemplar el mar, ir a acantilados con gente a la que aprecio, ver sonreír a quien me rodea…hacer feliz a mi gente
    Su felicidad es la mía
    Y efectivamente eso no cuesta dinero

    Gracias por el artículo y hacerme reflexionar

    Un saludo

  3. Josep Sanvisens dice:

    Podemos encontrar muchas definiciones de que es la felicidad, o en que consiste. Para mi una de muy válida es: Querer, valorar y agradecer todo lo que ya tenemos. Estoy muy de acuerdo Miguel Ángel, de que dentro de ese «todo» lo mas importante no cuesta dinero, ni puede medirse en valor monetario.
    También, como Marcela, pienso que ayudar a los demás es fuente de felicidad.
    GRACIAS POR ESCRIBIR

    • Miguel Angel dice:

      Josep, en tu definición de felicidad, entendiéndola como «querer, valorar y agradecer todo lo que ya tenemos» creo que está la clave.
      A raíz de este artículo, algún amigo me ha preguntado si esto no podría suponer una falta de ambición. Me preguntaba si ello podría limitar el deseo de seguir obteniendo metas más altas. Creo que la ambición, la fijación de metas y objetivos no supone en absoluto ningún conflicto con la felicidad. En mi opinión, debemos obtener la felicidad en lo que ya tenemos, y ello no es incompatible con seguir trabajando para ser mejores cada día y alcanzar nuevos retos y propósitos. Lo uno no está reñido con lo otro. La razón es porque entiendo la felicidad «en el camino», y no en la meta.
      Muchas gracias por tu reflexión.

  4. marcela negrete dice:

    Felicidad es estar donde quieres estar.
    Ayudar a los demas, es felicidad.
    Las cosas materiales te aferran a un mundo irreal, el real va por dentro, el que no se ve.
    Me gusta tu blog !!!

    • Miguel Angel dice:

      Marcela, estoy totalmente de acuerdo contigo. La realización personal pasa por sentirnos bien con lo que hacemos. Cuando existe una coherencia entre lo que pensamos y cómo actuamos, se genera ese sentido de felicidad. Tú comentas «ayudar a los demás». Efectivamente, nos sentimos útiles y felices cuando vemos que nuestras acciones impactan positivamente en las vidas de los demás.
      Gracias por compartir tu reflexión con nosotros. Celebro que te guste el blog, y te animo a que sigas comentando los artículos que se publican diariamente.

Deja un comentario