Cada uno de nuestros días cuenta, y por ello, es importante que tratemos de obtener el máximo provecho y disfrute posible. Existen procedimientos que pueden ayudarnos a obtener nuestro máximo potencial, y a conseguir que cada día sea una verdadera obra maestra.

Cuando miramos hacia atrás, ¿recordamos cada uno de nuestros días por algo en especial? Seguro que no. Sin embargo, sí tenemos en nuestra mente algunos días muy señalados. Han sido días que verdaderamente han contado en nuestras vidas. Días en los que hemos hecho algo especial o que hemos sentido algo muy distinto por alguna cuestión, y que efectivamente han hecho de ese día en particular algo para recordar el resto de nuestra vida.

Pues bien, se trata de esto. Se trata de intentar hacer algo especial cada día para que todos nuestros días acaben contando en una vida. Un día especial, seguido de otro día especial,… a lo largo de una década consiguen generar una década de primer nivel que acaban consolidando una vida legendaria.

No es fácil conseguir algo especial cada día, pero eso es precisamente lo que debemos pretender y conseguir. Para ello, te incluimos algunas propuestas que te ayudarán a empezar un día de alto rendimiento.

1 – Empezar el día en positivo es fundamental. Nada más levantarnos, es el mejor momento para dar las gracias por estar presente en el nuevo día. La crisis, la economía,… Si queremos, podremos encontrar muchos motivos para empezar a preocuparnos, pero no. No lo vamos a hacer así. El hecho de habernos levantado y poder disfrutar de un nuevo día ya es todo un éxito que merece ser celebrado. Debemos sentirnos afortunados por tener la posibilidad de tener un nuevo día en el que disfrutar de nuestro tiempo.

2 – Empieza el día con preguntas de calidad.

La calidad de los pensamientos es la clave para el desarrollo de nuestras acciones. Somos lo que pensamos. Por ello, es fundamental poder empezar el día con una batería de preguntas que nos trasladen a un estado emocional positivo de acción. En algunos artículos hemos comentado la importancia del contenido de las preguntas. Diseña una lista de preguntas que te permitan generar respuestas que te muevan a la acción. Aquí van algunas propuestas :

– ¿Qué podría hacer para que hoy sea el mejor día de mi vida?

– ¿Por qué me debo sentir agradecido?

– ¿Cuáles han sido los momentos más especiales de mi vida? ¿Qué podría añadir hoy a mi lista para que el día de hoy cuente?

– ¿A quién podría impactar hoy positivamente?

 3 – Recuerda tu visión

Si comienzas cada día recordando tu visión, desarrollarás el enfoque necesario que dará sentido y energía a todas las acciones que vas a desarrollar.

4 – Revisa tus afirmaciones

Si realizas una serie de afirmaciones positivas te ayudarán a generar un estado de ánimo positivo, que te enfocará hacia las cosas buenas de la vida. Algunos ejemplos pueden ser :

– Me siento afortunado por todo lo que me rodea

– Me siento querido por las personas que me importan

– Mi vida está impactando positivamente en otras personas, a las que ayudo diariamente con mi acción

– Me considero capaz y preparado para afrontar…

5 – Agradece todo lo que eres y tienes.

6 – Aprovecha para recordar los grandes momentos que has disfrutado en tu vida. Debes revivir esos grandes momentos que han llenado tu vida de ilusión y pasión. Seguro que cuando cierres los ojos y te traslades a todos esos instantes te acabarán provocando una sonrisa.

7 – Plantéate cuáles son las 3 cosas más importantes que deberías hacer durante el día que acaba de comenzar. Durante el día, tendrás muchas interrupciones, distracciones,… Ahora bien, si comienzas el día enfocado en las 3 (sólo en esas 3 más importantes) cosas que debes hacer antes de finalizar el día acabarás dirigiendo tu acción hacia eso. Comprométete firmemente contigo mismo a resolver todas esas cuestiones.

8 – Asigna espacios de tiempo específicos a lo largo del día para atender y resolver las 3 cuestiones que has establecido como fundamentales para hoy.

9 – Levántate un poco antes de tu hora habitual para tener el tiempo suficiente y necesario para meditar sobre todo esto. Es importante que arranques el día teniendo una plena conciencia de lo que vas a hacer.

10 – Disfruta de un buen desayuno rodeado de tu familia.

11 – Cuando llegues a tu lugar de trabajo, empieza por organizar tu despacho/mesa. No empieces con las tareas diarias sin contar con un buen orden en tu mesa. Es fundamental!

La práctica de estas 11 propuestas te ayudará a mejorar tu rendimiento. No pretendas realizar grandes avances de golpe. No debe preocuparte tu velocidad. Recuerda que un 1% de mejora diaria supone multiplicar tu productividad en casi 4 veces al finalizar el año. Un 1% parece insignificante. Ahora bien, ese pequeño porcentaje, mantenido de forma consistente a lo largo de un año, te permitirá revolucionar tu productividad de forma importante.

4 comentarios de “11 propuestas para empezar un día de alto rendimiento

    • Miguel Angel Guillo dice:

      Hola John,

      Muchas gracias por tu comentario. Celebro que te guste el artículo. Leer que nuestros artículos ayudan a «inspirar a gente a ser mejor» como indicas me llena de satisfacción. Ese es el propósito del proyecto Máximo Potencial.
      Te animo a seguir leyendo nuestros artículos y a que sigas en contacto con nosotros.

      Un abrazo,

      Miguel Ángel

  1. Josep Sanvisens dice:

    ¡Excelente artículo Miguel Angel!
    Muy útil para la técnica de las tres «A»: Aceptarlo. Adaptarlo. Actuar.
    GRACIAS POR ESCRIBIR

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.