Por qué la complacencia es uno de los mayores enemigos del éxito

Permíteme comenzar con unos maravillosos versos del gran poeta Walt Whitman:

Hoy antes del alba, subí a las colinas,
miré los cielos apretados de estrellas
y le dije a mi espíritu: “Cuando
conozcamos todos esos mundos y el placer y la sabiduría
de todas las cosas que contienen,
¿estaremos tranquilos y satisfechos?”
Y mi espíritu dijo: “No,
ganaremos esas alturas solo para seguir adelante.”

Hay algo intrínseco en la naturaleza humana que nos impulsa a avanzar. Existe un anhelo que siempre está en el fondo de nuestro corazón que tiende a querer hacer brillar nuestra mejor versión. Desafortunadamente muchas personas dejan que la comodidad, la pereza o simplemente las circunstancias de la vida vayan matando esa chispa de grandeza.
Si hay algo que todos los grandes realizadores han comprendido es precisamente la esencia del mensaje de estos maravillosos versos. Nuestros objetivos son como el horizonte, nunca se alcanzan del todo porque cuando más nos acercamos somos capaces cada vez de soñar más grande.
Por descontado que eso no ha de estar en contraposición a disfrutar plenamente de lo conseguido, sin que suponga un lastre para la satisfacción personal ese querer más. Pero sin duda, sin ese afán de mejora constante, los seres humanos nos sentimos vacíos en cierto modo.

Esto entronca con el tema de la complacencia. A muchas personas cuando consiguen un objetivo altamente valorado, les sobrecoge como un estado de complacencia. Dicen “ya lo he conseguido”, y dejan de hacer todas las cosas que precisamente les han llevado hasta allí, abandonando las actitudes necesarias para vivir desde su mejor versión.

No permitas que eso te suceda. Cuando consigas cualquier logro, ¡celébralo intensamente!. Pero date cuenta de que como decía el poeta, ese no es el destino final.

Y mi espíritu dijo: “No,
ganaremos esas alturas solo para seguir adelante.”

La gasolina de los seres humanos son los sueños. ¡Nunca dejes de soñar!

4 comentarios de “Por qué la complacencia es uno de los mayores enemigos del éxito

  1. Josep Sanvisens dice:

    Agradecer lo que ya tenemos, lo que ya hemos conseguido, me parece maravilloso y conveniente. Pero conformarse con ello me parece una gran equivocación, pararse por comodidad es dejar de ser útil para uno mismo y para los demás, és retroceder. Creo que si hemos venido a este mundo es para expandirnos, en conciéncia y conocimientos siempre para dar lo mejor de cada uno.
    GRACIAS JOSÉ Mª.

    • José María Vicedo dice:

      Totalmente de acuerdo, Josep. Es a través de la máxima utilización de nuestros “talentos” donde encontramos la realización verdadera. Y con cada paso que damos nuestra capacidad y posibilidad de crecimiento se expande. Es algo intrínseco a la naturaleza humana. Un proceso de mejora continua y sin fin es la mejor opción para sentirse plenamente vivo.
      Gracias por el comentario y un fuerte abrazo!!

    • José María Vicedo dice:

      Una vez se es presa de la complacencia, se entra en un estado de pasividad ante la vida que suele desembocar en dejar de crecer y desarrollarse. Por eso es tan importante tener siempre nuevos objetivos y sueños que alcanzar.
      Muchas gracias por el comentario.

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.