Tienes una idea que consideras brillante. Piensas sobre ella y crees que es una idea con posibilidades de éxito. Te planteas llevarla a la práctica, y pronto descubres que quizá no era tan sencillo como a priori pensabas. Posiblemente te ronda la idea del abandono, y ahí llegas al momento crítico en el que, si no has realizado bien el desarrollo de la idea y del plan de acción con antelación, las dudas pueden hacerte abandonar.

Con la ejecución y puesta en marcha de la idea empiezan a surgirte dudas que debes tener previstas y resueltas, y para ello, recogemos en este artículo los 5 errores que entendemos como más comunes en la gestión de proyectos ;:

1 – No debes sobreestimar tu capacidad creyendo que vas a hacer y conseguir todo lo que te propones en un tiempo poco realista. Cuando tenemos una idea, es frecuente sobreestimar nuestra capacidad, y no valorar el esfuerzo que va a ser necesario para llevar a cabo el proyecto. En este sentido, debes ser realista respecto a los plazos de ejecución del proyecto, evitando encontrarte en cualquiera de los dos extremos. Hay quien cree que un mega proyecto se puede hacer en 1 mes. Hay quien no lo lleva a la práctica por lo difícil o complicado que puede resultar. De este modo, ser realista y aceptar las cosas como son puede ser una de las mejores prácticas. Darle a cada proyecto su tiempo es lo mejor para evitar caer en el desánimo durante el camino. Por ello, no sobrevalores lo que puedes hacer en un año, ni infravalores lo que con constancia y una buena actitud podrías llegar a conseguir en 5, 10 ó 15 años. Tu proyecto requiere que le des el tiempo de maduración necesario para poder alcanzarlo.

2 – Cuando te planteas cualquier proyecto, es posible que tiendas a compararlo con otros proyectos similares que ya se estén ejecutando. Tener puntos de referencia es una herramienta muy útil. La referencia te sirve para inspirarte en lo que otros ya han hecho, y puede ayudarte a marcar ese camino que necesitas recorrer. Sin embargo, debes tener mucho cuidado con esta comparación. Cuando comparas tu idea con un gran proyecto que ya es realidad, en algún momento pueden surgirte las dudas.

Imagina que decides crear tu propio sistema operativo. Empiezas a desarrollarlo, y en algún momento decides ponerte Windows 8 como punto de referencia. Evidentemente, realizar esa comparación de tu idea, en el estado incipiente actual con Windows 8, que lleva millones de horas y muchos años de desarrollo es poco realista. Ese sistema operativo que estás utilizando para comparar el tuyo surgió, igual que tu proyecto, de una idea. Lo que tú ves en la actualidad ya es el fruto maduro de mucho desarrollo y dedicación. Por ello, no puedes compararlo, pues realmente no es comparable. Utilizarlo como referencia puede ser válido, y te puede ayudar a trazar un camino. Ahora bien, debes evitar caer en el desánimo fruto de esa comparación.

3 – No anticipar las posibles dificultades que se puedan producir en la ejecución. La ilusión inicial puede ocultar ciertas realidades que sí son importantes considerar desde el primer momento. Por ello, puede ser de ayuda desarrollar una lista de posibles dificultades que pueden surgir durante el desarrollo, y vías de escape previamente ideadas. Te aseguro que cuando aparezcan las dificultades, sacar esa lista, leerla y ver de qué modo habías previsto el desenlace te será de ayuda por dos motivos. El primero porque no haces más que reafirmarte en algo que ya habías detectado. El hecho de haberlo previsto con anterioridad te sitúa en una posición de fortaleza para la resolución de la cuestión. Segundo porque tu mente estará perfectamente enfocada en la solución que en su momento ya habías previsto. Te enfocarás así en la solución, y no en el problema.

4 – Abandonar el proyecto durante el camino. Cuando surgen las dudas, tendrás la tentación de abandonarlo. Serán momentos de duda en los que por tu mente pasará la idea de «abandono». Esto, que ocurre de forma muy frecuente debe quedar resuelto también antes de iniciar el proyecto. Para ello, resulta tremendamente útil comprometerte, a ser posible por escrito antes del comienzo a no abandonar en ningún caso. Cuanto más público sea tu compromiso, a más gente se lo digas, en más sitios lo hayas escrito, más difícil te será abandonar. No pienses que cualquier otro proyecto que puedas tener como referencia, que cualquier gran triunfador que tengas como ejemplo no han pasado también por esta etapa de dudas. Si precisamente conoces sus logros es por su compromiso a no abandonar nunca. La vida está llena de proyectos que no hemos llegado a conocer porque sus creadores los abandonaron en algún momento. Por el contrario, los que sí conocemos, si tienen algo en común es que precisamente sus creadores tuvieron el compromiso de mantenerse firme en su camino.

5 – No desarrollar la motivación necesaria durante el trayecto. Tan importante o más que la idea, que la acción a desarrollar, o que el establecimiento de metas es el compromiso a mantener unos niveles máximos de motivación personal. La motivación es el carburante que mantiene viva la ilusión por el proyecto. Es el ingrediente clave que permite realizar una acción potente y efectiva. Por ello, si durante el desarrollo del proyecto no te ocupas de mantener tu motivación personal por el proyecto en grado máximo, tu acción y resultados no serán de la magnitud que necesitas. Aprovecha para celebrar cualquier paso por grande o pequeño que sea. Celebra tu recorrido, y aprovecha cualquier ocasión para desarrollar una motivación máxima, que junto con tu equipo, os permita seguir desatando la acción más potente posible.

Estas cinco cuestiones se presentan de forma frecuente en la gestión de cualquier proyecto. Cuando las descubres de forma anticipada y le prestas la atención que requieren podrás realizar una gestión planificada que te podrá ayudar a maximizar tu resultado. Te propongo que sea cual sea el estado en el que se encuentre tu proyecto, reflexiones sobre estos asuntos, y trates de anticiparte. Tu proyecto lo merece!

Un comentario de “Los 5 errores más comunes en la gestión de proyectos

  1. Pingback: Los 5 errores más comunes en la gestión de proyectos - 45M.es - 20minutos

Deja un comentario