Éxito y fracaso son dos términos íntimamente relacionados. Analizaremos algunas frases de éxito, y estudiaremos cómo alcanzar el éxito.

Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay otras muchas montañas por escalar – Nelson Mandela

Cuando planificamos nuestros objetivos estamos tratando de definir el camino hacia lo que entendemos como éxito. El concepto de éxito debe ser considerado como algo dinámico, y no estático. Cada objetivo no es un fin último, sino un paso importante más en la carrera hacia un objetivo superior.

Cuando perseguimos un objetivo, todas nuestras energías, ilusiones, conocimientos,… se enfocan hacia ello, realizando cuantos sobreesfuerzos sean necesarios. Trabajamos, y coordinamos todos nuestros recursos para que finalmente podamos alcanzarlo. Sin embargo, es frecuente ver que una vez alcanzado el objetivo, aparecen la autocomplacencia, el conformismo, el letargo,… y ello puede acabar convirtiendo en fracaso lo que inicialmente habíamos considerado como éxito.

Creo necesario hacer una reflexión sobre esta cuestión. En muchos artículos de este blog hemos visto que en la vida de grandes triunfadores (Steve Jobs, Walt Disney, Edison,…), el éxito ha estado precedido de fracasos. En todos estos casos, tras varios fracasos en sus proyectos se acabó produciendo el éxito que conocemos en la actualidad. Así, el fracaso puede ser un estadio intermedio en el camino del éxito.

Hoy podemos ir un poco más allá en este análisis, y concluir que si tras el éxito, sustituimos la entrega y lucha que hemos necesitado para alcanzar el objetivo por la autocomplacencia y relajación, se podría producir una inversión en la que es el éxito el que sería un estadio intermedio del fracaso. Así, vemos que éxito y fracaso son dos términos de una misma balanza que están oscilando de forma constante. El fracaso puede formar parte del éxito, y es precisamente el éxito el que puede acabar convirtiéndose en  fracaso si no mantenemos las condiciones de trabajo, entrega,…

El fracaso puede ser un estadio intermedio en el camino del éxito. El éxito puede ser un precedente del fracaso si no mantenemos las condiciones que nos llevaron a él.

Cuando Luis Charles Alfred de Musset decía : «Lo realmente importante no es llegar a la cima, sino saber mantenerse en ella», creo que se refería precisamente a esto. El éxito, mantenido en el tiempo es éxito. Si el éxito no se mantiene, acaba en fracaso. En la frase de éxito de Nelson Mandela que hemos citado al principio vemos que la mejor manera de mantener el éxito es precisamente a través del trabajo para conseguir nuevas metas. Tras alcanzar cualquier objetivo, debemos celebrarlo y aprovechar la ocasión para cargar nuestro depósito de «autoestima«, pero es el momento adecuado para plantear nuevos retos. Sólo así el éxito acabará siendo algo duradero.

El camino hacia el éxito debe ser entendido como un horizonte que se va desplazando conforme avanzamos. Cuanto más corremos, más rápido avanza el horizonte. Y entonces, ¿cómo se alcanza? El horizonte es inalcanzable.

Llegado a este punto, podríamos plantearnos la siguiente pregunta : «Si efectivamente es inalcanzable, ¿por qué debemos trabajar y comprometer nuestros recursos por algo que es inalcanzable?»

Como hemos comentado anteriormente, el éxito no es un concepto estático, sino dinámico que requiere de nuestro trabajo y entrega día a día para poder mantenerlo. El éxito, igual que la felicidad no pueden ser medidos en términos de lo que nos falta por alcanzar hasta el horizonte, sino por nuestra posición actual en el mapa respecto a nuestro punto de partida. Ahora bien, el que el horizonte sea inalcanzable no implica que no debamos trabajar por nuestro avance.  Mas al contrario, la inspiración en el horizonte, o «descubrir las nuevas cimas por escalar» que nos decía Mandela es como podremos perpetuar todo lo que creemos haber conseguido.

Un comentario de “Las claves del éxito. Relación entre éxito y fracaso

  1. Josep Sanvisens dice:

    Se ha divulgado mucho la idea de que el fracaso debe considerarse solo un resultado, que si aprendemos del fracaso estamos mas cerca del éxito, que todas las personas de éxito han fracasado muchas veces y es cierto. Pero la idea de que el éxito conseguido puede ser también un precedente del fracaso si por complacéncia nos estancamos en el, es una visión mucho menos difundida, menos conocida ¡Y muy importante! Debemos tenerlo muy presente, quien se paraliza no se mantiene donde está sino que retrocede. Por otro lado es muy bueno que el éxito no tenga límite. ¿Que haria una persona si ya hubiese llegado a alcanzar todo el éxito posible? Es apasionante que podamos crecer en todos los aspectos ¡Tanto como podamos! ¡Toda la vida!
    GRACIAS MIGUEL ÁNGEL

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.