¿Cuáles son las claves de la riqueza? ¿Por qué cuando dos personas obtienen los mismos ingresos acaban teniendo riquezas diferentes? ¿Cuál es la razón por la que existen personas más ricas que otras?

El concepto de riqueza es algo que puede generar polémica y controversia. Parece que ganar dinero, generar riqueza, acumular riqueza son conceptos que no todo el mundo comprende bien, y que además, pueden tener mala prensa o estar mal vistos. Las personas que tienen riqueza, lejos de ser admiradas por su capacidad para generarla y administrarla, suelen ser criticadas por la gran masa.

Las 8 principales claves de la riqueza son :

1 – Debes desear la riqueza. No es posible alcanzar algo en lo que no crees o deseas. El primer paso para poder conseguir riqueza es que la desees. Así, elimina tus complejos y asume que deseas tener riqueza.

2 – Entender la riqueza como positiva. Si mantienes un concepto adverso respecto a la riqueza difícilmente podrás realizar acciones encaminadas a generarla. No puedes conseguir aquello que detestas. Por ello, un buen paso para poder alcanzar riqueza es precisamente aceptarla como algo positivo.

3 – Entender qué parte de la riqueza debe ser tuya. En mi opinión, esta es la gran clave de la riqueza. Debes entender que una parte de toda la riqueza que pasa por tus manos te pertenece, y debes hacerlo así para aprender a preservarla. Con cada acto de consumo estás decidiendo el destino de tu riqueza. Por lo tanto, antes de consumir y entregar tu riqueza a tu entorno, decide qué parte debes retener para ti, entendido así que es un pago que te haces a ti mismo.

Decide qué porcentaje de todo el flujo de dinero que pasa por tu vida debe ser para ti. Así, si estableces que entre el 10%-15% debe ser para ti, es cuestión de que retires el importe que hayas decidido.

Cuando aprendes a retirar de tus ingresos la parte de riqueza que quieres destinarte, te darás cuenta que realmente puedes seguir consumiendo y viviendo prácticamente igual. Realmente, acabarás acomodando tu nivel de gasto a tu renta disponible. Así, si de cada Euro, decides guardar 0,10 ó 0,15 Euros, seguirás viviendo con los 0,85 ó 0,90 Euros restantes, sin que prácticamente nada cambie.

Si observamos nuestro entorno, podemos ver que tanto el que gana 1.000 Euros como el que gana 10.000 Euros, todos gastan en función de sus ingresos. Sea cual sea el nivel de ingresos, todos necesitan y quieren más. Así, si antes de iniciar el gasto retiras voluntariamente la parte que decides hacer tuya, simplemente consumirás y gastarás en función del resto de renta disponible. Aquí destacamos la importancia de decidir a priori lo que quieres retirar, y dedicar al gasto y consumo lo que resulte. De no hacerlo así puedes acabar comprometiendo el 100%.

4 – La riqueza es un acto continuo. Salvo golpe de azar, la riqueza debe ser entendida como un flujo continuo que debes generar y mantener de forma constante. La riqueza no es algo que aparece de la noche a la mañana. Salvo loterías,…, la riqueza es fruto de un proceso constante, continuo, mantenido consistentemente a lo largo de los años. Si asumes el compromiso de destinarte el 10-15% de toda la riqueza que pasa por delante de ti durante toda tu vida, te darás cuenta que tan sólo un 10-15% puede llegar a ser una cantidad inmensa a lo largo de los años. Te pongo un ejemplo : Tratar de alcanzar una riqueza de 70.000 Euros de la noche a la mañana no es nada sencillo. Cuando María dio a luz a su primer hijo Manuel, decidió destinar una cantidad de 85 Euros al mes para el futuro de su hijo. Esta decisión, mantenida de forma consistente durante años, permite que cuando Manuel cumpla los 30 años de edad pueda contar con esos 70.000 Euros (suponiendo una tasa del 5%). Esto no es algo que habría podido conseguir si no es con una acumulación constante y periódica a lo largo del tiempo. Seguro que a lo largo de su vida, María ha destinado mucho más de 85 Euros al mes a cuestiones que ni tan siquiera recuerda, y que con el paso del tiempo, ni tan siquiera han sido importantes para ella. Planificar el destino de ese importe a esa causa permite acabar alcanzando una riqueza equivalente a ese importe. 

Un pequeño pero importante acto de acumulación de riqueza, por si mismo, no genera absolutamente nada. Ahora bien, eso, mantenido de forma consistente en el tiempo, genera una riqueza que puede alcanzar una magnitud muy considerable. Ahorrar 85 Euros un mes no parece mucho. Sin embargo, cuando ahorras ese importe durante muchos meses, acabas acumulando esos 70.000 Euros. ¿De qué otra manera podrías acabar manteniendo una riqueza de un valor equivalente si no fuese mediante el ahorro consistente y planificado?

5 – Reduce tus gastos. Determina cuáles son tus gastos mínimos obligatorios. Tienes unos gastos fijos que tienes que asumir de forma indiscutible. Te invito a que relaciones cuáles son y los cuantifiques. Cuando concluyas este análisis, descubrirás que muchas de las cosas a las que estás destinando tu riqueza no son obligatorias, sino voluntarias. Este simple estudio te ayudará a identificar que probablemente muchas de esas cosas a las que estás destinando parte de tu riqueza te aportan poca utilidad, y que sin embargo, comprometen una parte importante de tus recursos.

6 – Decide el nivel máximo de caprichos que te quieres permitir. ¿Qué placer te genera cada una de las cosas a las que decides dedicar tu riquezaPuedes llegar a ser muy caprichoso. En muchas ocasiones, puedes llegar a buscar el placer de lo inmediato mediante el consumo de caprichos. Piénsalo bien. ¿Cuántas cosas has comprado en el último año por capricho? Piensa en esas cosas que ese día te apetecían mucho, pero que después de haberlas comprado, poco a poco han dejado de ser importantes, y que hoy prácticamente no te importan nada. ¿Identificas algunas cosas? Mirándolo hoy, ¿realmente valió la pena desprenderte de tu riqueza para adquirirlas entonces? ¿Te siguen generando satisfacción? Imagina si decides planificar qué importe de tu riqueza vas a destinar a caprichos (que entiendo puede ser importante), y te comprometes a respetar esa decisión de no superar ese importe. ¿Crees que el establecimiento de este límite podrá ayudarte a preservar tu riqueza?

Entiendo la importancia de permitirte un capricho de vez en cuando. Con este punto, no pretendo transmitir la idea de que deben ser eliminados, sino limitados. Cuando planificas un presupuesto máximo de caprichos de forma semanal, mensual,…, estás limitando el importe de tu riqueza que quieres destinar a esas pequeñas cosas, que te aportan satisfacción en el muy corto plazo, pero que quizá carecen de importancia o relevancia en el largo plazo. Establecer ese límite puede ser una clave importante en tu planificación de riqueza.

7 – Consigue que tu riqueza trabaje para ti. Cada céntimo que te destinas a ti, acaba trabajando para ti. Cuando eres capaz de acumular riqueza, tienes capacidad para prestarla o invertirla, y a través de estos actos, la riqueza genera más riqueza.

8 – El mejor momento para planificar tu riqueza es AHORA. Realmente no importa cómo te haya ido hasta hoy, y qué te haya ocurrido hasta ahora. Tienes la capacidad de comprometerte ahora a poner en marcha estas reglas básicas que te ayuden a alcanzar el futuro que deseas. Seas más joven o adulto, puedes creer que tienes mucho tiempo para poder hacerlo. No es así. El número de días para poder hacerlo puede ser muy grande, pero no ilimitado. Como he indicado en el punto 3, la generación de riqueza es un acto continuo, y por ello, cuanto antes empieces, más fácil podrás alcanzarla. Recuerda que la generación de riqueza es la suma de muchos actos muy pequeños, y que destinarte tan sólo un 10%-15%  cada día de tu vida puede hacer que tu riqueza sea algo que ni tan siquiera tú puedes alcanzar a imaginar lo que puede llegar a ser.

Tú eres quien decide la dimensión de tu lago, y qué parte quieres preservar de todo el agua que te trae el río de tu vida.

6 comentarios de “Las 8 claves de la riqueza para alcanzar el éxito financiero

  1. Juan Vicente dice:

    La riqueza es en sí un concepto muy relativo. Un exceso de riqueza en sí es algo negativo y es muy difícil que una persona lo pueda saber llevar sin que le afecte el efecto degradante que ello conlleva: tendencia a desarrollar un gusto excesivo por los placeres vanos, por el lujo, por las excentricidades, egocentrismo, y un sinfín de debilidades de carácter. Está claro que la prosperidad material hasta cierto nivel es algo muy positivo y necesario para el correcto desarrollo del ser humano y de la sociedad. Pero se echa mucho de menos en los ambientes de coaching y demás que cuando se trata el tema de la riqueza no se avise de los peligros que conlleva, y que se intente motivar en exceso a la gente hacia la consecución del éxito financiero, cuando en realidad el verdadero éxito que todos buscamos es algo muy diferente.

  2. [email protected] dice:

    creo q el camino hacia la riqueza tiene q tener difentes componentes ,entre ellos abrirse hacia la riqueza, y sobre esto hay q trabajar arduamente cambiar el circuito mental y orientarlo hacia la riqueza

  3. Caminante dice:

    En mi opinión no es que el dinero sea bueno o malo, el problema es que el dinero se convierta en un fin en si mismo, no en un medio. También creo que hay que diferenciar entre generar riqueza y disfrutar de su justa contraprestación y acumular riqueza, al final la ley del uso es implacable y lo que no se usa se termina perdiendo de una manera o de otra (en función de la resistencia que la ofrezcamos).

    Un saludo

  4. Josep Sanvisens dice:

    ¡Me gusta que hayas escrito sobre este tema Miguel Angel!
    És frecuente observar creencias negativas sobre la riqueza, o mas concretamente sobre el dinero. Como por ejemplo que los ricos no son personas honradas, que el dinero no trae la felicidad, que es la causa de muchos males, que provoca peleas familiares. También los cuentos infantiles nos hablan de ogros muy avaros. El cine nos muestra infelicidad y violéncia entre personas adineradas (la película Titánic es una muestra) e incluso la religión creo que es mal entendida, en la frase de que, es mas difícil que un rico entre en el Cielo que un camello pase por el agujero de una aguja.
    Son falsos mitos, muy dañinos, que conviene desterrar
    GRACIAS MIGUEL ANGEL

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.