En nuestro día a día mantenemos un diálogo interior basado en el mecanismo de pregunta-respuesta, y es así como desarrollamos el pensamiento, a través de la realización de preguntas que respondemos automáticamente. Sabemos que la calidad de las respuestas depende en gran medida de la calidad y del enfoque de nuestras preguntas, concluyendo que preguntas positivas obtienen respuestas positivas, y al contrario.

Si como decía James Allen, un hombre es lo que piensa, una de las cuestiones más importantes que debemos supervisar es la calidad y la dirección de nuestras preguntas.

Cuando tratamos de analizar por qué las personas que han alcanzado éxitos importantes han podido realizarlo, muy probablemente encontraremos la razón en la calidad de sus preguntas. La fortaleza mental de todos ellos no surge de forma espontánea, sino porque son capaces de seguir realizándose preguntas acertadas aún en los momentos más complicados.

De este modo, llegamos a la conclusión de que las personas de éxito no es que sepan más o sean más listos que los demás, sino que sus conclusiones, actitud y acciones son el resultado de preguntas de mejor calidad que les permiten mantenerse enfocados en la dirección de sus objetivos.

Aquí vamos a recoger algunas de las preguntas que quizá puedan ayudarnos a mantener el enfoque en nuestro día a día :

  • ¿Qué es lo que mejor podría hacer con mi tiempo en este momento?
  • ¿Qué resultados me gustaría haber alcanzado al finalizar este día?
  • Ante cada tarea que se les presenta, se cuestionan ¿esto debo realizarlo yo, o puedo encargarlo a alguien que lo va a realizar igual o mejor que yo?
  • Esta tarea que voy a realizar a continuación, ¿está en sintonía con mis objetivos y con los resultados que deseo alcanzar?
  • Ante cualquier situación adversa o completa, ¿cómo podría aprender de esto, y salir reforzado?
  • ¿Qué habilidad podría aprender o desarrollar para crecer en la dirección de mis objetivos?
  • ¿Cuáles son los mejores alimentos que puedo tomar hoy para mantener mi salud en las mejores condiciones?
  • ¿Qué clase de ejercicio puedo realizar para mantenerme en forma?
  • ¿Qué podría realizar para que mi entorno mejore gracias a mi presencia o a mi acción?
  • ¿He conseguido hacer más felices a los que me rodean en el día de hoy?

Si mantenemos una dinámica de realizarnos estas preguntas de forma constante, empezaremos a generar las respuestas que necesitamos para alcanzar una mejora en nuestra calidad de vida y, en las acciones que seremos capaces de desarrollar.

Un comentario de “Las 10 preguntas que se hacen diariamente las personas de éxito

  1. Josep Sanvisens dice:

    Nuestro diálogo interno es la clave de nuestro estado de ánimo, nuestro estado de ánimo influye en nuestras decisiones, por lo tanto también en nuestros actos, de los cuales obtenemos nuestros resultados.
    El primer paso es ser censcientes de este diálogo, detectar que nos decimos, para poderlo controlar. Puede que alguien diga: Yo no hablo conmigo mismo, sin darse cuenta de que lo está haciendo en el mismo momento en que nos da esta afirmación.
    Detectado y aceptado el diálogo interno, con preguntas como estas 10 dirigidas a «que puedo hacer», la positividad de nuestro ánimo, la toma de buenas decisiones, acciones acertadas y resultados deseados, vendran en cadena.
    GRACIAS MIGUEL ÁNGEL.

Deja un comentario