¿Comercio on-line vs comercio tradicional?.

Sin duda se trata de dos modelos de gestión totalmente distintos, con costes y posibilidades bien diferenciadas. Sin embargo, la cuestión no es plantearse qué modelo es mejor, tiene más futuro, o genera más ventas. La complementariedad entre ambas opciones existe y puede generar excelentes resultados. La una refuerza a la otra. El nacimiento de portales de comercio electrónico como Privalia, Buy Vip,… puede llevarnos a la conclusión de que este es el comercio del futuro. Sin embargo, aquellas cadenas de tiendas que ya cuentan con la presencia física, si utilizan ambos canales pueden ofrecer muchas más ventajas al consumidor que aquellas que son sólamente virtuales. Por ejemplo, iniciativas como las llevadas a cabo por ZARA, donde es posible realizar la compra on-line, y la retirada del producto o la gestión de devoluciones en la propia tienda puede generar mucha más confianza y comodidad al consumidor. Este es un claro ejemplo de la complementariedad existente entre ambos modelos.

¿Qué ventajas puede ofrecer una tienda on-line a aquellos comercios/empresas que ya tienen una presencia física en el mercado?.

1 – El comercio on-line permitirá difundir el negocio más allá de las fronteras actuales.

2 – Mayor contacto con el cliente. En el negocio físico, la interacción con el cliente es complicada. Existen tarjetas de fidelización, listas de contacto,…, todo ello con una eficacia reducida. La existencia de un comercio on-line sí permite más comunicación e interacción con el consumidor.

3 – Márketing de mayor impacto y calidad. El comercio on-line permitirá realizar campañas de márketing con alta difusión. En definitiva, a través del comercio on-line seremos capaces de generar más tráfico y visitas para nuestro comercio físico.

4 – Mayor disponibilidad y facilidad para el consumidor. El hecho de la funcionalidad de la tienda on-line durante las 24 horas al día, los 365 días al año permite al consumidor consultar los catálogos, realizar sus compras,… en cualquier momento.

Deja un comentario