La vida que estás viviendo, ¿es realmente la que te gustaría vivir?. ¿Está en sintonía con la vida de tus sueños?. ¿Con tu vida ideal?.

Es posible que la respuesta a alguna de estas preguntas sea que no. Pues bien, si este es el caso, será necesario que emprendas algún cambio. Si quieres, con tu propósito y determinación puedes cambiar y redirigir tu día a día hacia lo que verdaderamente deseas. Tengas la edad que tengas, y te encuentres en la situación que te encuentres, el cambio es posible. Sólo necesitas empezar a trabajar por la consecución de tus sueños.

Te propongo un ejercicio que quizá puedas utilizar a modo de guía para emprender acción.

1 – ¿Tienes claro cuál es tu destino?. ¿Qué es lo que deseas?.

Lo primero que necesitas es situar tu destino en tu mapa. Si te pregunto, ¿cuál es tu vida ideal?. ¿Tienes una respuesta clara?. ¿Sabes qué es lo que quieres?. ¿Qué es lo que te gustaría conseguir y realizar en tu vida?. Pues bien, de la respuesta a estas cuestiones empezarás a imaginar cuál es tu destino. En muchas ocasiones, cuando haces un ejercicio así, no defines tus metas en función de tus verdaderos deseos, sino en función de lo que crees que podrías acabar consiguiendo.

¿Sabes de dónde procede la palabra deseo?. Procede de «de sidere», que significa «desde las estrellas». Pues bien, ahora, no te plantees si lo que imaginas, si lo que te gustaría conseguir es alcanzable o no. Sincérate y escribe lo que verdaderamente te apasiona, creas o no que es alcanzable. Ten en cuenta que lo que vayas a escribir es algo tuyo que no vas a compartir con nadie. Por lo tanto, no debes tener miedo a juicios de terceras partes de si consigues o no lo que te propones.

Es muy posible que empiecen a surgirte dudas. Es absolutamente normal, e incluso recomendable que sea así. Será la mejor evidencia de que has abandonado tu área de comodidad, y que empiezas a soñar cosas y situaciones que verdaderamente te apasionan.

No debes preocuparte si te surgen dudas. Estas preguntas no tienen siempre una respuesta única, ni fácil. Por contra, es muy probable que no te hayas parado a pensar concienzudamente en ello hasta ahora. Por ello, es importante que inviertas todo el tiempo que necesites para definir tu destino. Escríbelo. Modifícalo cuantas veces necesites, pero asegúrate que cuando hayas concluido, tu destino esté muy bien definido, y que es lo que verdaderamente deseas.

2 – Visualiza el destino que acabas de soñar

Una vez tienes definido tu objetivo, tu camino ha empezado. Ya estás enfocado hacia lo que deseas. Relájate. Reproduce una música tranquila que te resulte agradable. Cierra los ojos, y empieza a visualizar el objetivo que has imaginado. ¿Qué sientes?. ¿Te gusta?. ¿Te apasiona?. Disfrútalo por unos momentos. ¿Cómo es tu vida cuando alcanzas ese objetivo?. Anota tus sensaciones. Acabas de poner en marcha algo importante en tu vida. Empezarás a observar que a partir de este momento, tus pensamientos y acciones van a estar muy enfocadas hacia lo que acabas de ver. Vas a empezar a sintonizar cosas, y a interacturar con personas que hasta ahora pasaban inadvertidas para ti. Todo ello va a estar relacionado con el objetivo que has trazado, que has imaginado, y que has disfrutado a través de tu imaginación.

3 – Herramientas de visualización

Debes crearte tus propias herramientas de visualización. Cualquier imagen, cualquier música, texto o elemento que pueda estar relacionado con la meta que has visto, regístrala. Puedes crearte una carpeta en tu escritorio donde almacenes cualquier cuestión que a partir de ahora pase por delante de ti, y que pueda estar relacionado con el objetivo.

Además, puedes crearte un listado con afirmaciones positivas que te ayuden a emprender la acción diaria que necesitas para conseguir tus propósitos. Es muy importante que estés convencido de que con tu acción, es posible conseguir lo que te propones. Te muestro algunos ejemplos de este tipo de afirmaciones :

– Estoy completamente comprometido hacia mi objetivo

– Con mi constancia y mis aptitudes, mi objetivo X es posible.

– Hoy es el mejor día para trabajar intensamente por la consecución de mis metas

– Todo es posible. Yo puedo.

Debes prestar mucha atención al contenido de estas afirmaciones. Siempre deben estar redactadas en sentido positivo. Debes evitar cualquier verbo que no incite a la acción, o término que sea negativo.

4 – Ejercicio diario

Dedica unos minutos cada día para recordar tu objetivo, qué es lo que te propones. Trata de repetir el ejercicio de visualización que hiciste al principio. Vuelve a saborear ese momento dulce, y vívelo con intensidad. Para ello, puedes ayudarte también del material que has ido recogiendo y guardando en la carpeta que te he comentado. Empieza a reproducir esa música, a ver esas imágenes que has guardado. Lee con firme determinación las afirmaciones que te has escrito. Todo ello te ayudará a mantener viva la llama de tu deseo, y a seguir en el camino que necesitas para conseguirlo.

Es importante que esto lo hagas de forma constante, y con periodicidad diaria. La mejor hora para realizar esta actividad puede ser por la mañana, nada más levantarte, o por la noche antes de acostarte. Esta actividad diaria te permitirá seguir totalmente enfocado hacia tu propósito.

¿Por qué es tan importante esta práctica diaria?. En tu día a día van a ir surgiendo dudas, obstáculos y dificultades. Si no recuerdas de forma constante cuál es tu destino, es muy posible que modifiques tu rumbo. Es posible que la comodidad te lleve a otro lugar distinto del que visualizaste. Por eso es tan importante que diariamente veas el lugar al que te diriges. Así, haya o no obstáculos, tus acciones estarán permanentemente enfocadas hacia tu objetivo. Si todo ello lo acompañas de afirmaciones firmes de tu propósito para conseguirlo, estarás en el buen camino. Despertarás en ti la acción y el deseo que necesitas para mantenerte firme.

Te propongo que hagas este proceso durante 30 días, y que empieces a observar los cambios que empezarán a suceder en tu entorno. ¿Por qué no lo pruebas?. ¿Por qué no empiezas ya?. ¿Acaso tienes algo que hacer más importante que vivir la vida de tus sueños?. Ponte en marcha. Verás que con unos minutos diarios tu vida empezará a cambiar de forma positiva.

Comparte tus experiencias con nosotros. Cualquier comentario o anécdota que nos hagas llegar podrá ser de utilidad para muchas personas que se encuentran en una situación similar a la tuya.

Un comentario de “¿Estás viviendo la vida que quieres? Plan de acción para vivir tus sueños

  1. Josep Sanvisens dice:

    Cuando leemos este escrito es seguro que exclamamos: ¡Esto está muy bién! Pero, ¿Lo hacemos? Y si comenzamos ¿Perseveramos?
    Has tenido la habilidad de ponernos un reto ¡30 dias! Un período de tiempo que requiere un esfuerzo, pero no se ve imposible. ¡ Suficiente difícil para un primer paso, pero alcanzable! Acepto el reto.
    GRACIAS MIGUEL ÁNGEL.

Deja un comentario