¿Qué es el miedo? ¿Qué nos provoca? La R.A.E. lo define como “perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario”. El miedo es necesasario, pues nos mantiene alerta para actuar ante situaciones adversas. Sin embargo, en otros casos también supone un sufrimiento anticipado ante determinados hechos que pueden ocurrir, o no (de ahí el concepto de imaginario en la definición), en el futuro. Provoca así que sintamos ya en el presente el dolor o la preocupación por algo que no tenemos la certeza de que finalmente llegue a ocurrir en el futuro.

El miedo es uno de nuestros compañeros de viaje, y va a seguir con nosotros a lo largo de nuestras vidas. Por ello, lo mejor es que aprendamos a compartir nuestra vida y que conozcamos la mejor manera de convivir con él.

En el mundo de la empresa, conocemos personas que han realizado y alcanzado grandes metas. La incertidumbre y el miedo ha sido una constante en sus caminos. Bastaría con leer las biografías de personas como Steve Jobs (Apple), Sam Walton (Walmart) o Jeff Bezos (Amazon) para ver que durante su camino encontraron grandes dificultades, dudas y situaciones en las que el miedo seguro tuvo su protagonismo. A modo de ejemplo, podemos imaginar la situación que padeció Steve Jobs cuando perdió el control de su propia empresa, Apple. Seguro que estas circunstancias no fueron ni mucho menos agradables. Sin embargo, demostró que con su acción y firmeza era posible vencer las dificultades para conseguir recuperarla unos años más tarde. El mundo está lleno de ejemplos así, y debemos inspirarnos en estas historias para comprender que es posible crecer ante situaciones adversas.

¿Cómo vencer el miedo?

Para empezar, podríamos decir que la cantidad de miedo es totalmente libre. Cada uno tiene el que quiere. Podemos acumular todo el que queramos. El miedo es gratuito, y es algo que sólo está en nuestra mente. Ahora bien, que sea gratuito no significa que no tenga costes. Bastaría con analizar cuántas cosas quedan paralizadas, o dejamos de hacer como consecuencia del miedo. ¿Nos hemos planteado lo que verdaderamente podríamos alcanzar si no permitiésemos que el miedo se apoderase de nuestra acción?

Una de las cuestiones que nos podría ayudar a vencer el miedo es escribir en un papel todas aquellas cuestiones que nos preocupan. A continuación, una vez identificado el problema, podemos escribir qué es lo peor que podría suceder si efectivamente ocurre lo que tememos. Es muy posible que cuando cuantifiquemos el impacto veamos que las consecuencias son asumibles, y en cualquier caso, muy inferiores a lo que inicialmente preveíamos en nuestra mente. Cuando los problemas están en nuestra mente, tendemos a magnificarlos. Si los escribimos, y determinamos cómo pueden afectarnos, es muy probable que acabemos concluyendo que las consecuencias son bastante más pequeñas de lo que inicialmente estimábamos.

Ahora sí, sabiendo qué es lo que puede pasar y las consecuencias que puede tener, estamos en condiciones de planificar posibles planes alternativos para superar ese obstáculo si finalmente llegase a ocurrir. De este modo, con esta metodología estamos fortaleciendo nuestra estrategia, y preparando nuestro camino ante las cosas que puedan ocurrir, pero sin acabar siendo víctimas del miedo y la inacción. Este procedimiento no va a eliminar el medido, pero sí nos va a ayudar a vivir con él. Nos permitirá transformar su alerta en un verdadero plan de acción, donde están previstas las contingencias.

Si lo hacemos así, seremos capaces de vivir una vida más intensa y llena de acción, pudiendo entonces disfrutar de las metas que verdaderamente nos apasionan.

5 comentarios de “El miedo sólo existe en tu mente

  1. israeltravel2 dice:

    Desde mi perspectiva el miedo no existe, solo hay ausencia de seguridad y/o confianza en sí mismo y en aquella naturaleza proporcionada por Dios hecha a su imagen y semejanza. En concordancia, es como manifestó el físico Albert Einstein en relación a la ley de la relatividad: No existe el frío, lo que existe es ausencia de calor. No existe la oscuridad, lo que existe es ausencia de luz. No existe el mal, lo que existe es la ausencia de amor en los corazones de las personas. Asimismo, no existe el miedo, lo que existe es ausencia de confianza en Dios Todopoderoso y descansar en Él. Agrego que, haremos grades cosas y venceremos al miedo como lo hizo David el pastor de ovejas, que venció al gigante filisteo al tener su confianza depositada en Dios. Vence el miedo en el nombre que es sobre todo nombre, Cristo Jesús!

  2. Andres dice:

    Si consigues identificar tus miedos y los reconduces hacia términos como prudencia, respeto, oportunidades de mejora, proceso de identificar debilidades, te harás mucho más fuerte

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.