¿Por qué necesitamos planificar nuestros objetivos? ¿Cuáles son las ventajas de planificar objetivos en el tiempo? Para emprender cualquier proyecto, realizamos un plan de negocio (business plan). ¿Y para nuestra vida? ¿Tenemos diseñado el plan que nos gustaría realizar? En este artículo estudiaremos cómo podemos realizar una planificación estratégica de nuestra vida.

Hacia finales del año 1999 se hablaba del conocido «efecto 2000». Por aquel entonces, todos estábamos preocupados por las posibles consecuencias de la regresión de los sistemas informáticos hacia 1900. ¿Lo recuerdas? Trata de recordar aquel momento.

Hoy, te voy a proponer hacer otra regresión. Si en 1999, cuando todos hablábamos del efecto 2000 te hubiese preguntado por lo que te gustaría ser, hacer y conseguir en el año 2013, ¿qué habrías respondido? Aunque no lo parezca, desde aquel momento, ya han pasado bastantes años, y en cualquier caso, el tiempo suficiente para haber conseguido muchas metas u objetivos que te pudieses haber planteado por aquel entonces.

Cuando te hayas respondido la pregunta, plantéate si hoy, después del tiempo transcurrido has conseguido ya  lo que te propusiste.

Es muy posible que no recuerdes qué es lo que te planteabas entonces, o que incluso, en aquel momento ni tan siquiera llegases a hacerte esa pregunta. La cuestión es que si te la hubieses hecho, y hubieses registrado tus objetivos para la próxima década, hoy lo recordarías perfectamente, y podrías medir el avance que has experimentado desde entonces. Serías capaz de comparar los objetivos que te planteaste con tu situación actual, y podrías acabar analizando la dirección y velocidad con la que has avanzado.

Cuando planificas tus objetivos y emprendes un plan de acción enfocado hacia ellos, empiezas a recorrer el camino que te lleva al entorno que has planificado.

Asume que tu situación actual es el fruto de la acción diaria que has venido desempeñando durante todos los días de tu vida, y que en definitiva, tras tu largo viaje, has llegado a tu lugar actual. No te sorprendas. Si cuando realices este análisis anterior descubres que te gustaría estar en otro sitio o situación, pregúntate si durante todo este tiempo, tu acción ha estado dirigida hacia ese lugar que deseas. Asume que no puedes llegar al lugar al que no te diriges, y que si llegas, no es más que fruto de la casualidad.

Te planteases o no objetivos, sí puedes comparar tu situación actual con la del año 1999. Puedes determinar dónde estabas entonces, y donde estás hoy. Asume que hoy estás en el lugar que estás debido al camino que has ido recorriendo durante todos estos años. Si en su momento trazaste un objetivo claro y ambicioso, y durante este tiempo, tus acciones han estado enfocadas hacia el objetivo, hoy estarás en una situación mucho mejor que entonces, y seguro que mucho más cerca de tu objetivo que entonces.

Si en tu momento no trazaste un objetivo, es posible que te hayas ido dejando llevar por las «circunstancias». Si el entorno ha sido favorable, hoy quizá estarás mejor que entonces. Si el entorno ha sido desfavorable, hoy quizá estarás peor que entonces. En definitiva, en este caso de ausencia de planificación de objetivos, tu acción no ha estado enfocada a nada en particular, y tu situación está relacionada con las circunstancias y el entorno.

Olvida por un momento todo el pasado. Te propongo que concentres en el momento actual, y que analices tu punto de partida. Comprométete firmemente a diseñar desde ya tus objetivos para los próximos años. Pregúntate qué te gustaría hacer y ser dentro de 10 años. Empieza a escribir lo que te pase por la mente. Empieza así a diseñar la vida que te gustaría vivir, y lo más importante : Empieza a vivirla!!! Haz que tu plan de acción se centre en los objetivos que diseñes.

Estoy convencido que no necesitaras 10 años para recoger los frutos que has sembrado hoy a través del compromiso y la acción que vas a emprender a partir de ahora. Pronto empezarás a obtener los beneficios de todo ello.

En breve, seguiremos publicando nuevos artículos relacionados con la planificación de objetivos, e incluso pondremos a tu disposición herramientas que te ayudarán a hacerlo.

(*) Foto : MayoNetas (Flickr)

0 comentarios de “Diseña el plan estratégico de tu vida

  1. Josep Sanvisens dice:

    Imaginemos que tenemos la ilusión de visitar a un gran amigo, pero no sabemos donde vive, seria prácticamente imposible. Lo ideal es tener su dirección escrita y un plano o mapa del camino. Lo mismo nos ocurrirá si queremos algo en esta vida y no tenemos acciones planificadas, por escrito y de las que podamos hacer un seguimiento.
    Muy buena idea Miguel Angel, plantearnos esta conveniéncia desde la óptica de lo que nos hemos perdido ya, por no haber planificado hace años, como en 1999 por ejemplo y hacer que lo comprobemos viendo donde estábamos entonces y donde estamos ahora. Nos explicas la idea y además nos empujas a la acción.
    Espero con ilusión las herramientas que estais creando en maximopotencial
    ¡MUCHAS GRACIAS!

Deja un comentario