¿Qué es la suerte?. En muchas ocasiones, confundimos el término «suerte» con el de «azar». Que nos toque la lotería no es suerte, sino azar. Conseguir una meta no es azar, sino suerte. La suerte se crea. ¿Cómo?. Trabajando. Con esfuerzo y entrega conseguimos lo que nos proponemos, y esto es la verdadera suerte, la que creamos diariamente con nuestra acción y compromiso.

¿Qué podemos hacer para generarnos suerte?

– Trabajar de forma intensa. Es necesario trabajar mucho y emplear a fondo nuestras habilidades al máximo para la generación de la «suerte».

– Actuar sin esperar nada a cambio. Ser agradecido y hacer las cosas sin esperar nada a cambio es una fórmula que genera buen resultado a largo plazo.

– Estar siempre preparado. ¿Cuántas personas podrían haber conseguido los éxitos alcanzados por Steve Jobs, Michael Dell o Bill Gates? Hay muchas personas que podrían haberlo hecho, pero sin embargo, fueron ellos los que sacrificaron sus vidas, y los que empeñaron su juventud por sus sueños. Esta actitud de entrega hacia un proyecto genera los resultados que ya conocemos y que podemos considerar como «suerte».

No abandonar nunca. Es frecuente la aparición de dudas durante el camino. Debes tener muy presente que una de las claves fundamentales es la persistencia; la necesidad de no abandonar en ningún momento. Al final encontrarás la recompensa que estás buscando.

– Tener fe en ti. Los análisis son necesarios para la toma de decisiones. Sin embargo, es importante que escuches tu interior. En el camino hacia tus metas, debes escuchar siempre tu interior y tener fe en ti mismo. Confía en ti. Será tu mejor guía.

– Visualizar tus metas. Si dedicas un tiempo de forma constante a visualizar la consecución del éxito, éste te llegará antes de lo previsto.

Como decían los «viejos del lugar», la suerte es para el que la busca y la encuentra.

Deja un comentario