Conseguir objetivos depende de la magnitud de las tareas

¿Qué influencia tiene magnitud de las tareas para conseguir objetivos?

“La excelencia moral es resultado del hábito. Nos volvemos justos realizando actos de justicia; templados, realizando actos de templanza; valientes, realizando actos de valentía” -Aristóteles

A veces reflexionamos sobre nuestra situación, la calidad de nuestros resultados y encontramos que nos gustaría disfrutar de una situación mejor, y de alcanzar mejores resultados de los que estamos consiguiendo actualmente.

Ya sabemos que los resultados tienen una estrecha dependencia de nuestras acciones. Existe una relación directa entre nuestras acciones y lo que conseguimos. Así, la primera reflexión que podemos realizarnos una vez llegamos a esta conclusión es si los resultados insuficientes que estamos alcanzando podrían deberse a la existencia de una acción impotente o inconsistente. Efectivamente, si nuestra acción no es lo suficientemente importante, difícilmente podrían serlo los resultados. ¿No es así?

¿En qué empleamos nuestro tiempo? ¿Qué hacemos en nuestro día a día?

Si respondemos estas preguntas y analizamos la calidad de nuestra acción, entenderemos muchas de las cosas que nos suceden.

¿Realmente creemos que podríamos alcanzar esos objetivos que soñamos y que queremos alcanzar con nuestra actividad corriente? ¿Podríamos llegar a ser valientes sin realizar actos de valentía, como decía Aristóteles?

Sabemos que los resultados extraordinarios requieren de una acción extraordinaria. Realmente, ¿creemos estar desarrollando una actividad extraordinaria?

Si tenemos el firme propósito de mejorar nuestros resultados descubriremos que no podemos enfocarnos ni ocuparnos en cualquier tarea. Debemos ser muy selectivos y filtrar las acciones que desempeñamos para concentrarnos y darles absoluta prioridad a aquellas que sí están enfocadas en la dirección de los objetivos que pretendemos alcanzar.

Hagamos un ejercicio de sinceridad con nosotros mismos. Cuando identifiquemos las tareas claves que necesitaríamos llevar a cabo y las comparamos con nuestro día a día, ¿coinciden?, ¿estamos realizando lo que debemos hacer?

Si la respuesta es que no, acabamos de encontrar una razón por la que nuestros resultados podrían no estar en sintonía con nuestros objetivos.

Al analizar las tareas que estamos realizando, ¿encontramos que hacemos cosas muy simples, fácilmente delegables, de escaso valor añadido, y que podríamos encontrar a alguien en nuestro entorno que es capaz de hacerlo igual o mejor incluso que nosotros? Si es así, ¿por qué seguimos realizándolas? ¿Pura rutina?, o ¿quizá necesitamos sentirnos ocupados, sin llegar a analizar si lo que nos ocupa genera valor y sentido en la dirección de nuestras metas?

Muchas preguntas que podrían servir para que identifiquemos que debemos cambiar algo en nuestras vidas si queremos cambiar nuestra situación y resultados. En este contexto, no cabe echarle la culpa a los demás, o mirar al entorno para ver qué parte de culpa tienen las circunstancias. Somos nosotros los únicos responsables de lo que nos está ocurriendo, y ello lo encontramos en la la calidad de la acción de lo que realizamos, o en la omisión de lo que no hacemos.

Tengamos siempre muy presente que la calidad de los resultados depende de la magnitud de las tareas que desempeñamos diariamente. Conseguimos algo en el entorno de lo que hacemos. Una acción impotente nunca nos puede llevar a resultados extraordinarios. Si queremos mejorar nuestros resultados, concentrémonos en mejorar nuestra acción.

0 comentarios de “Conseguir objetivos depende de la magnitud de las tareas

  1. Josep Sanvisens dice:

    Analizar nuestras tareas, ver si realmente nos acercan a nuestros objetivos, rectificar en caso necesario. ¡Que gran clave de progreso!
    Recuerdo una frase preferida de uno de mis superiores, con quien trabajé muy a gusto. Decia: No hagas todo lo que puedas, haz todo lo que convenga.
    GRACIAS MIGUEL ANGEL

    • Miguel Angel dice:

      Hola Josep,

      Gracias por tu comentario y por esa reflexión que introduces. Me quedo con la frase de tus superiores. Efectivamente es una clave de efectividad.

      Saludos,

      Miguel Ángel Guilló

    • Miguel Angel dice:

      Hola Máximo,

      Este asunto es algo en lo que creo profundamente. Existe una perfecta sintonía entre nuestras ocupaciones y logros. Cuando no logramos resultados de la calidad o cantidad que esperamos, debemos revisar si estamos haciendo lo correcto para alcanzar eso que esperamos. Estoy convencido que en muchas ocasiones descubriremos que la verdadera razón se encuentra en que no estamos haciendo lo que deberíamos.

      Gracias por tu comentario.

      Un abrazo,

      Miguel Ángel Guilló

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.