La proliferación de tiendas on-line está generando un incremento del comercio electrónico. El reducido coste para la puesta en marcha de una tienda on-line induce al error de que cualquier persona con pocos recursos, dedicación y conocimientos puede vender en internet. Esto no es así. Como ya ocurrió en el año 2.000 con la burbuja tecnológica, sólo aquellas personas y empresas que tenían un excelente conocimiento del negocio, definida estrategia y los recursos necesarios pudieron superar aquel bache. Si nos preguntamos hoy, doce años después, cuántas empresas tecnológicas de las existentes en aquel año siguen operando, observaremos la profunda transformación que se ha producido en este sector. Algo similar podría ocurrir con el negocio on-line.

Los costes para el establecimiento de una tienda on-line pueden ser inferiores a los de una tienda física. Esta es la ventaja que nos ofrece la red. Sin embargo, no nos debemos confundir, pues esto no significa que con muy poco dinero y sin estrategia podamos vender en internet. En el comercio tradicional es muy importante contar con una buena localización, un escaparate atractivo, una buena atención y trato al cliente,… Todo esto, sigue siendo necesario en las tiendas on-line. No existen altos alquileres, ni necesitamos tener presencia en calles como Serrano o Preciados, pero sí es importante que el consumidor nos encuentre fácilmente, y ello requiere una dedicada estrategia de posicionamiento que también implica costes. No tenemos que realizar escaparates, pero sí tenemos que realizar un diseño de la página muy atractivo y funcional. El trato al cliente es fundamental en ambos casos.

El comercio on-line es un sector con un alto potencial que va a generar verdaderas oportunidades de crecimiento. No obstante, y como hemos comentado, aunque los conceptos han evolucionado, sí existe un paralelismo entre las cuestiones que eran importantes en el comercio «físico», y que siguen siendo importantes, aunque se realice de otra forma en el comercio «on-line». Establecer unos objetivos claros y bien definidos, un buen plan de márketing, un buen posicionamiento de producto, una estrategia de distribución adecuada,… seguirán siendo factores clave para la consecución del éxito.

Os adjunto un artículo de Javier Echaleku en el que se recogen algunos consejos para generar ventas a través del comercio on-line. Podéis leerlo AQUÍ.

Deja un comentario