Cómo alcanzar el éxito a partir del NO.

NO. Una simple palabra. Dos simples letras. Por increíble que parezca, algo tan simple puede tener mucha fuerza y un gran poder paralizante en nuestra acción.

Cuando escuchamos que no es posible, que no se puede hacer algo, que no… acabamos desarrollando una creencia limitante sobre esa cuestión. ¿Qué provoca esto? Pues que podemos acabar creyendo y asumiendo que efectivamente eso no puede hacerse. Quizás mantengamos el pulso en las primeras ocasiones, pero tras varios no, es posible que finalmente cedamos y lleguemos a aceptar la victoria del NO. Este proceso puede tener tanta fuerza que incluso, a partir de ese momento lo interiorizamos como dogma, y entonces podríamos llegar a no seguir intentándolo. Simplemente lo olvidamos y lo asumimos como imposible.

¿Qué ocurre cuando cedemos y asumimos que algo no es posible? Pues simplemente que nuestra acción desaparece. Acabamos abandonando ese camino porque lo consideramos una lucha perdida contra algo que hemos asumido como imposible.

Pues bien, del análisis de la historia obtenemos grandes ejemplos de personas y logros que se han producido a partir de muchos NO. La razón por la que efectivamente han llegado a ser reconocidos como casos de éxito es por la persistencia de aquellos que no se dieron por vencidos. Es debido a la audacia de esas personas que a pesar de la negativa siguieron creyendo y teniendo fe en sus proyectos, sueños,…, y precisamente gracias a eso descubrieron que los límites de la verdad están mucho más allá de esos primeros miles de NO. Fue una demostración de que al mantener la acción de forma persistente a pesar de las negativas del entorno los resultados se acaban produciendo. Sus ejemplos son la clara demostración de que es posible alcanzar mucho más de lo que actualmente imaginamos.

La historia está llena de ejemplos de personas que se encontraron en estas circunstancias, y voy a citar algunos de ellos :

Winston Churchill. Ocupó varios cargos públicos y sus actuaciones y resultados no fueron especialmente existosas. Sin embargo, a la edad de 62 años consiguió alcanzar el puesto de Primer Ministro. Su liderazgo en la II Guerra Mundial fue decisivo, cuestión que sorprende en alguien que efectivamente no destacó especialmente en sus primeros trabajos, y que tuvo una intervención más bien desdichada en la batalla de Galípoli unos años antes.
R.H. Macy, propietario del impero MACY’S tuvo un largo historial de empresas que resultaron en quiebra. Fue su persistencia la que le permitió acabar desarrollando un notable caso de éxito. ¿Qué habría ocurrido si hubiese abandonado su propósito en cualquiera de las quiebras anteriores a la consecución del éxito actual?
Steven Spielberg no fue aceptado hasta en 3 ocasiones en la Universidad en la que intentó cursar sus estudios. Finalmente optó por estudiar en otro centro, y finalmente alcanzó el éxito como director de cine.

Éstos son solo 3 ejemplos de las muchísimas personas que no aceptaron el NO como respuesta, y que a pesar de lo que el entorno les contaba, tenían claro qué es lo que querían conseguir. Estos son solo 3 ejemplos, a los que podríamos añadir otros muchos como los de Steve Jobs, Walt Disney, Thomas Edison, Albert Einstein,… entre una larga lista de personas que se encontraron con adversidades, y con negativas en sus vidas que supieron superar de forma satisfactoria. Su constancia y la creencia en sus sueños fueron las claves para alcanzar lo que actualmente conocemos.

Sus ejemplos nos ayudan a estirar los límites de nuestras creencias. Nos ayudan a descubrir que podemos conseguir mucho más de lo que creemos. Por ello, te invito a que cada vez que escuches que algo no puede hacerse, que alguien necesita algo que no encuentra, que algo no existe, o simplemente recibas un no como respuesta, entiendas que son excelentes oportunidades para preguntarte ¿Por qué no? ¿Qué pasaría si lograses poner un sí a esos no que todo tu entorno asume como ciertos? ¿No podría ser ése el origen del éxito? Cambiar el paradigma, y acabar entendiendo que ése puede ser el comienzo de un largo camino que te llevará a superar los límites “mentales” existentes quizá acabarás incorporando tu nombre a esa larga lista de personas que he incluido más arriba.

¡Ánimo! No dejes de soñar por mucho que escuches NO. No dejes de trabajar en tu sueño por mucho que escuches NO. Al fin y al cabo, eso no es más que el principio de un largo camino de éxito.

Un comentario de “Cada vez que oigas NO hay una oportunidad de éxito para ti

  1. Josep Sanvisens dice:

    Comentas con mucho acierto que las personas de los ejemplos tenian muy claro lo que querian conseguir. Para mi esta es la clave, tener un deseo mas grande que cualquier obstáculo que se pueda presentar. Para no aceptar un NO, debemos tener previamente un SI con tanta firmeza que ni contemplamos la posibilidad de abandonarlo.
    Excelente post. Grácias Miguel Angel

Deja un comentario