Cuando alguien dice «no tengo tiempo», denota que podría tener un problema con la gestión del tiempo. Todos tenemos la misma cantidad de tiempo, con lo que la cuestión no estaría en tener o no tener tiempo, sino en gestionarlo o no adecuadamente.

Seguro que has escuchado en más de una ocasión la respuesta «no tengo tiempo«. Incluso es posible que tú la hayas pronunciado alguna vez.

¿Qué significa tener o no tener tiempo?

Realmente, tenemos todo el tiempo que existe. No podemos tener más del que hay, pero tampoco menos. El tiempo es la dimensión donde desarrollamos nuestra acción de forma constante. Es el «terreno de juego» donde jugamos nuestro partido. Analizar cualquier cuestión en términos de si tenemos tiempo o no para algo quizá no sea la clave, ni aporte solución alguna. La cuestión es determinar en qué queremos emplear ese preciado recurso, determinando qué es en lo que sí deseamos invertirlo, y en lo que no. Por lo tanto, la respuesta no debe ser «no tengo tiempo» en ningún caso, sino «no tengo interés», o «me falta planificación». Aquellas cosas que no son importantes para nosotros o que no planificamos adecuadamente podríamos acabar no haciéndolas.

Esto merece que realicemos una reflexión, y para ello voy a proponerte que realices el siguiente ejercicio.

Cada vez que justifiques la falta de acción o de resultados por la «falta de tiempo«, anótalo.  Cuando tengas 5-6 anotaciones en tu lista, analiza las causas en cada caso. Este análisis te permitirá identificar dos casos bien diferenciados.

a) Casos en los que efectivamente no has hecho algo porque eso no era importante para ti.

b) Casos en los que sí era importante para ti, pero has acabado no haciéndolo.

Si te encuentras en este último supuesto habrás descubierto algo verdaderamente importante. Tu acción no está enfocada hacia lo que tú consideras importante. No te preocupes. Existe solución. La razón que justifica el caso b podría ser la falta de organización o planificación. Por ello, si a partir de este momento te planteas realizar una gestión del tiempo adecuada, y utilizas las herramientas de planificación que necesitas, acabarás revolucionando tu productividad, y conseguirás aquellos objetivos importantes que necesitas alcanzar en tu vida.

El tiempo, como el dinero o cualquier otro recurso no es ilimitado. Lo consumimos, y tiene coste. La cuestión a analizar sería si estamos utilizando este recurso de la mejor forma posible y en lo verdaderamente importante.

Llegado a este punto te preguntarás : «¿qué es lo importante?«

Pues bien, ahí empieza el «juego». Para poder realizar una gestión del tiempo adecuada, lo primero que necesitas es determinar cuáles son tus prioridades (objetivos). Esa es la respuesta a la pregunta anterior. Lo importante son tus objetivos. A partir de ahí, puedes empezar a asignar tu recurso (tiempo) a la consecución de lo que es importante para ti. Verás que entonces, sí tienes tiempo para hacer lo que te propones, y la diferencia no será más que el enfoque. Ahora sí te estás dirigiendo hacia las cuestiones importantes, y sí estás en disposición de  «encontrar» el tiempo para hacerlas.

Analiza la diferencia entre la nueva situación, en la que has acabado haciendo lo que te habías propuesto, y la anterior, en la que todo lo que quedaba pendiente era por «falta de tiempo«. Fíjate que tu día sigue teniendo las mismas horas. El tiempo, en consecuencia sigue siendo exactamente el mismo. La única diferencia es que a través de la planificación has sido capaz de identificar los objetivos y has acabado enfocándote hacia ellos, obteniendo el mejor resultado de tu recurso más preciado.

Esta cuestión es la clave principal de la productividad personal, y es quizá la causa que justifica el porqué unas personas avanzan y consiguen resultados en una determinada dirección, y otras no.

Conviértete en una persona de alto rendimiento, una persona de éxito que consigue las metas que se propone a través de una gestión del tiempo y una planificación adecuada.

0 comentarios de “Claves de gestión del tiempo para evitar el «no tengo tiempo»

  1. Josep Sanvisens dice:

    ¡Excelente Miguel Angel!
    Todo empieza por saber de forma clara y concreta que queremos.
    Reconocer que es importante hacer para conseguir lo que queremos.
    Poner y hacer lo importante primero.
    Con estos tres pasos también es mas fácil saber decir NO a lo menos importante.
    GRACIAS POR EL ESCRITO.

  2. David Aragón dice:

    Realmente el tema de la gestión del tiempo creo que es una de las tareas pendientes en la mayoría de casos. En mi caso personal, estoy comenzando a concienciar y por lo tanto a tomar acción para exprimir éste bien tan efímero.

    Saludos y … buena reflexión Miguel Ángel, muchas gracias por compartirlo con nosotros !!

Deja un comentario

* El descuento es solo valido para España y para tu primer pedido con el cupón

¡Gracias por suscribirte!

¡AHORA SOLO FALTA UNA COSA!

Te hemos envíado un email de confirmación para que podamos verificar que es una persona real. Cuando confirme su email, le llevará automáticamente a una página de Máximo Potencial donde descargará el Audiolibro y verás el código del cupón de descuento.