En algunos artículos publicados hemos podido analizar la importancia de la motivación para la consecución de nuestras metas.

Aquí recogemos 10 ideas que te ayudarán a mejorar tu motivación.

1 – Piensa en positivo. Concéntrate en aquellas cosas positivas y trata de evitar los pensamientos negativos. Si el estado de ánimo se genera a partir de nuestros pensamientos, es importante filtrar el contenido de los mismos.

2 – Cuida tu cuerpo. Planifica tu alimentación y ejercicio. Para poder alcanzar un estado emocional adecuado, debes estar en perfecto estado físico.

3 – Rodéate de personas con una motivación excelente. Ello te ayudará a mejorar tu motivación al encontrarte en un entorno de personas llenas de positividad.  Trata de evitar las personas negativas que puedan afectar a tu estado de ánimo.

4 – Determina tus metas. Esto es fundamental. Debes tener conocimiento del lugar al que te diriges. Si lo haces así generarás confianza en ti mismo. Sabrás qué pretendes y te permitirá tener mayor control sobre tus acciones, pudiendo medir cómo contribuye cada una de tus acciones a la consecución de metas.

5 – Inicia la acción para alcanzar tus metas. Todas tus acciones deben estar dirigidas hacia las metas propuestas. Cualquier acción que no esté alineada hacia ellas sólo te generará pérdidas de energía y tiempo.

6 – Asume que eres el único responsable de lo que ocurre. Culpar a los demás de lo que ocurre o a la mala suerte no es más que una excusa. Si te sitúas como responsable de lo que te ocurre, serás capaz de emprender acción para solucionarlo. No encuentres en las circunstancias la excusa para tus errores. Cuando no encuentres las circunstancias adecuadas, créalas.

7 – Acción inmediata. No esperes el momento perfecto. No hay mejor momento para empezar que AHORA.

8 – Celebra tus errores. Las grandes lecciones, y la base del progreso futuro van a estar en el entorno de tus errores. Analiza los fallos y trata de mejorar tus resultados.

9 – Utiliza un lenguaje adecuado. Las metas deben establecerse en base a afirmaciones convincentes del tipo «voy a conseguir…». Evita afirmaciones como «voy a intentar…». El lenguaje es fundamental. Utiliza verbos y afirmaciones que te inviten a la acción inmediata. Cuida el sentido de las preguntas que te formulas. Si te planteas tus preguntas en términos negativos, las respuestas tendrán el mismo sentido. Por el contrario, si tratas de realizarte preguntas positivas que te inciten a la acción, conseguirás superar cualquier cuestión.

10 – Cuida tu estado mental. Planifica espacios de tiempo especialmente dedicados para mejorar tu estado mental. Debes encontrar momentos para poder desarrollar aquellas actividades que mejoren tu estado de ánimo, y que contribuyan a tu bienestar.  Dale importancia a tu motivación interna. No entregues tu estado de ánimo ni motivación a los factores externos que no dependen de ti. Tú debes ser el único responsable de tu motivación.

Deja un comentario