Las personas que han conseguido sus metas o sus sueños, ¿qué han hecho?. ¿Cómo lo han conseguido?. Destacamos los 10 hábitos más importantes que practicaron, y que les permitieron alcanzarlo.

1 – No utilizar excusas.

De forma constante tenemos un diálogo con dos personas en nuestro interior. Se trata de dos voces que nos acompañan de forma constante en nuestro día a día. Una de ellas nos propone superarnos, luchar, trabajar siempre enfocados hacia aquello que pretendemos. La otra nos sugiere coger el camino fácil, el atajo para tratar de sobrevivir sin esfuerzo.

Debemos evitar utilizar como excusas las circunstancias que nos rodean, y que podrían limitar nuestra acción. Siempre encontraremos un motivo para justificar porqué no hacemos lo que deberíamos. Debemos evitar estas situaciones.

2 – La acción debe generar cambios en el entorno, y no sólo en nuestro interior.

3 – Levantarse temprano y acostarse tarde.

4 – Generación de energía.

La energía está directamente relacionada con el nivel de rendimiento. Debemos cuidar nuestro estado físico y mental para encontrar el entorno ideal en el que desarrollar nuestra actividad.

5 – Valores.

La existencia de valores, y el mantenernos firmes en ellos nos ayuda a conseguir las metas. Los valores deben ser nuestra «biblia» a la que debemos recurrir en caso de duda o conflicto. En ellos encontraremos la solución.

6 – Fe inquebrantable.

En el camino, nos vamos a encontrar con momentos de incertidumbre. Esta incertidumbre puede generarnos ciertas dudas. Sin embargo, tener claras nuestras metas y valores nos ayudarán a permanecer en nuestro camino hasta el final.

7 – Motivo.

Debemos tener un motivo, una razón por la que trabajar de forma constante hacia nuestra meta.

8 – Perseverancia.

Podemos tardar un cierto tiempo hasta alcanzar aquello que perseguimos. No obstante, debemos mantener la constancia necesaria en el camino, y seguir intentándolo de forma constante hasta conseguirlo. La perseverancia es una de las claves fundamentales del éxito.

9 – Estudio del entorno.

Debemos conocer muy bien el entorno que nos rodea. Para ello, debemos documentarnos sobre la materia que pretendemos alcanzar, y tener un perfecto conocimiento de ella.

10 – Riesgo.

No hay recompensa sin riesgo, como no hay éxito sin fracaso o vida sin muerte. Todos estos conceptos coexisten de forma simultánea, y debemos aceptarlos como paralelos. Es difícil que el uno exista sin el otro. Debemos estar preparados para aceptar el riesgo y el fracaso.

Puedes ver el artículo original en inglés AQUÍ.

Deja un comentario